Noticias sobre efectos de cocaina en sexualidad masculina

,

¿Cómo afectan las drogas a nuestra vida sexual?

Pérdida del apetito sexual, impotencia o sequedad vaginal pueden ser algunas de las consecuencias
Pérdida del apetito sexual, impotencia o sequedad vaginal pueden ser algunas de las consecuencias Prácticamente la mayor parte de las drogas actuan como depresoras del sistema nervioso central, lo que quiere decir que nos liberan de nuestras barreras habituales, desatan la verborrea y nos despojan de inhibiciones sexuales varias. Una sensación que puede ser placentera pero que, sin embargo, dura poco. Las drogas mal administradas o en dosis más grandes lo que hacen es actuar de la manera contraria: nos bloquean. Y el sexo no iba a ser una excepción. A continuación te ofrecemos una relación de los distintos efectos que acarrea el consumo de drogas respecto al desarrollo de la vida sexual. Desde las drogas legales como el tabaco y el alcohol hasta las llamadas ilegales como la cocaína o el éxtasis. 1. Tabaco: las
, ,

Cocaína y deseo sexual

De nariz a nariz, los consumidores han propagado las cuestionables propiedades afrodisíacas de esta sustancia. Fama sospechosa, si consideramos los testimonios que dan cuenta de la merma en la capacitad de excitación sexual tras esnifarla. Como otras drogas, de las que os hablamos en anteriores artículos, la cocaína es un estimulante del sistema nervioso central, con lo que suele provocar un efecto de euforia general y temporal, porque a los 15-30 minutos la ola baja, para dejar entrar al cansancio y la tristeza. En ese momento, aunque se aumente la dosis, lo único que se consigue es acrecentar la ansiedad y disminuir el placer sexual Al elevar el estado del ánimo, la persona se siente más segura, sociable y desinhibida, por lo que se percibe con más energía y deseo sexual.A esta percepción contribuye