Noticias sobre perros cojiendo con sus dueñas

, ,

Castigado sin sexo

gris-ella-enfadada
Desde tiempos inmemorables el sexo ha sido una de las monedas de cambio para conseguir alimentos, privilegios o artículos para todos aquellos que o no sabían, o no querían o no podían adquirirlos de otra manera. Sí, efectivamente las relaciones sexuales se cotizan al alza y con el transcurrir de los siglos vemos que pase lo que pase, estemos en la época que estemos, conllevan un valor que no decrece, porque animan al abatido, alivian tensiones al estresado, desbloquean los enfados de enamorados y acompañan al solitario (al menos durante unos momentos), y todo esto se sabe. El uso de la sexualidad como bien con el que negociar no es sólo un fenómeno macrosocial, también acontece a menor escala en ciertos hogares donde algunas parejas han aprendido a utilizar su intimidad como peaje o pago en