La genitalidad: autoestimulación

Es una actividad que consiste en tocarse y acariciarse los propios genitales con el fin de producirse placer. Tiene una función muy importante para el desarrollo, especialmente de las y los adolescentes, ya que permite explorar el cuerpo, conocer mejor la forma y funcionamiento de los genitales, así como las sensaciones que de ellos se derivan.
onanismo-2.jpg Además, gracias a la autoestimulación se logran liberar los deseos e impulsos sexuales acumulados, que vuelven a surgir tan impetuosamente a estas edades. Otra función que ocupa esta actividad, es que nos permite prepararnos para el encuentro genital con otra/o, a través de la fantasía y la imaginación que la acompañan.

La autoestimulación ha sido considerada una práctica desviada y anormal. También se cree que puede causar daño físico o mental a las personas que la practican. Otra cosa que se ha creído es que es una actividad exclusiva de la adolescencia, y que las personas adultas o los niños no la practican. Todas estas creencias son falsas. La autoestimulación es una actividad normal y necesaria para el desarrollo sexual de las personas. No produce ningún tipo de daño y puede ser practicada por cualquier persona, aunque se tenga una pareja estable.

ellos-masturbacion.gifEstos mensajes sobre la autoestimulación pueden causar sentimientos de culpa y dificultades para disfrutar de esta experiencia, al considerarse que se hace algo malo o que no se es suficientemente fuerte como para aguantar y reprimir las ganas. También se generan mensajes diferentes para hombres y para mujeres. Los hombres reciben mayores mensajes permisivos con respecto a la autoestimulación, en cambio a las mujeres se les reprime y censura más esta práctica. Esto provoca mayores sentimientos de culpa y vergüenza en ellas.

Lo importante es tener claro que hombres y mujeres tienen deseos sexuales por igual. Que todas y todos tenemos derecho a explorar nuestro cuerpo y a sentir placer, y que esto no nos vuelve personas malas o de menor valor.

Hay algunos casos en que la autoestimulación puede causar problemas. Cuando esto pasa es porque:
• El o la adolescente se aísla de las actividades que comúnmente realiza o de las personas que lo rodean. Por ejemplo, una persona que prefiere quedarse en su casa masturbándose que ir a una fiesta o reunión con sus amigos.
• El o la adolescente se masturba en lugares públicos con la intención de ser visto por otras personas.
• La frecuencia con que se realiza llega a producir un daño físico en los genitales y aún así se continúa haciéndolo.
• La autoestimulación se vuelve más importante que la posibilidad de establecer una relación íntima con otra persona.