Disfunciones sexuales

,

Etapas sexuales del hombre

beso adolescentes
No nos cansaremos de decir en educasexo que somos seres sexuados desde que nacemos hasta que morimos, y que la sexualidad es algo inherente a la naturaleza humana, una vía más de interrelación. Ahora bien, esto no quiere decir que su forma de expresión sea la misma a lo largo de la vida, pues en realidad está demostrado que el sexo evoluciona y se transforma en el tiempo. Aunque no existen dos individuos que se desarrollen exactamente igual, en el artículo de hoy queremos hacer un viaje a través de las distintas etapas por las que transcurre específicamente la sexualidad masculina, asistiendo a cómo va modificándose y madurando con los años. Los primeros 11 años del niño, del nacimiento a la prepubertad. “El mío es más pequeño que el de papá”. Cuando os decimos que desde que
,

¿Cuándo visitar al urólogo?

controle su póstata
Una inmensa mayoría de las mujeres sabe que ha de hacerse una revisión ginecológica al menos una vez al año desde que menstrúa, y especialmente desde que tiene sus primeras relaciones sexuales. La salud de sus mamas, de sus ovarios y útero está en juego, y la visita al ginecólogo está entre las pautas generales de prevención para el sector femenino, pues detectar cualquier alteración en la mayor brevedad de tiempo posible es garantía de buen pronóstico. Sin embargo, entre los hombres no está tan extendida la idea análoga de que es altamente recomendable prestar atención a la salud de sus genitales y su aparato reproductor. De hecho, son pocos los que mensualmente examinan sus testículos (como las mujeres sus pechos) o visitan al urólogo para que les haga una exploración global periódicamente. Es más,
, ,

¿Cuándo consultar a un sexólogo?

pareja enfrentada
A veces el sexo se convierte en la asignatura pendiente que arrastra año tras año una pareja, otras se transforma en un verdadero problema que les hace discutir frecuentemente, e incluso llegar a plantearse la separación. Ante esta situación, las formas de afrontarlo son de lo más variado: resignarse pasivamente, evadirse a través de la infidelidad, desahogarse con las amistades, automedicarse con estimulantes a bajo coste de la red, etc. Existe otra alternativa que, aún hoy en día, no es de las más extendidas pese a su eficacia altamente demostrada: acudir a un sexólogo. Parece ser que persisten todavía ciertas creencias distorsionadas y tabúes en torno a asesorarse con profesionales de la medicina, psicología y sexología sobre problemas en materia sexual. Algunas de las razones para retrasar esta visita son: “Nuestra intimidad es asunto nuestro.
, ,

De frigidez a frigidez

1-por-ckaroli
Hasta hace algunos años, la frigidez era un tema al que nos e tenía mucho acceso. Había que ser médico, psicólogo o tener a estos profesionales de la salud entre su círculo cercano de amigos, para poder tener alguna información al respecto. Afortunadamente la Internet ha sido una fuente de conocimiento en este tema y, más recientemente, los programas de sexo de la televisión. Si no era por estas vías, la frigidez era desconocida por el hombre hasta que no se topara con una mujer que la padeciera. Pero, esa escena debe ser harto complicada para el hombre que aún no tiene claro el tema de la existencia de la frigidez femenina o que no sabe distinguir entre los tipos de ésta o, peor aún, que no sabe que pueda existir. Es evidente que
, ,

Los miedos que alimentan la anorgasmia

mitos anorgasmia
De la misma forma que uno de los problemas más frecuentes en materia de sexo por parte del sector masculino es la dificultad para mantener una erección, en las mujeres la anorgasmia se lleva el premio a uno de los mayores obstáculos para tener una sexualidad plena. Y es que no son pocas las mujeres que no acuden a la consulta de un sexólogo, aunque lo padezcan, por temor, vergüenza o mero desconocimiento del tema. De hecho, tener relaciones sexuales sin llegar al clímax se ha convertido para ellas en la norma universal, y algunas se han resignado pasivamente a renunciar a ello de por vida. Otras lo viven con gran ansiedad, obsesionándose y haciendo de ello una preocupación permanente dentro y fuera de la cama. Entre las ideas distorsionadas que sostienen en torno al

Falta de deseo y anorgasmia: dos problemas femeninos de mayor frecuencia

Si como mujer te has dado cuenta que sientes algún tipo de incomodidad durante o después del tener relaciones sexuales, te recomiendo que lo primero a hacer es que trates de dilucidar si es por razones orgánicas o debido a algún problema que tenga que ver con tu psicología en el momento de tu comportamiento sexual. Descartando la segunda posibilidad, hay una serie de pequeños trastornos que puede sufrir una mujer en su cuerpo, bastante frecuentes y repetitivos y que bien podrían no presentar ninguna gravedad y por tanto, con algunas pastillas, cremas u óvulos vaginales el problema podría curarse sin mayor percance. Debido a que la vagina es un lugar que permanece húmedo y además está situado en un área donde se encuentran también la uretra, es muy fácil que se produzcan algunas infecciones,
, , ,

La vieja ninfomanía, ahora llamada hipersexualismo

Todos hemos comentado en alguna ocasión el tema de la ninfomanía. Es casi una leyenda para algunos que esperan toparse alguna vez con una de estas míticas embajadoras plenipotenciarias del sexo para comprobar hasta dónde son capaces de llegar. Otros niegan su existencia y creen que son situaciones que de existir no pasan de unos cuantos minutos de desenfreno. Otro grupo dice que su locura y paranoia se irradia hacia la personalidad de estas mujeres. Lo cierto es que la ninfomanía se debe a lesiones en la zona límbica del cerebro ya sea por tumores o por desequilibrio de ciertos químicos presentes en esta zona. Al respecto se hicieron experimentos con monos y se vio que, luego de una extirpación de ambos lóbulos temporales, presentaron una marcada exacerbación del apetito sexual. Pero incluso podemos hablar
, ,

Disfunción eréctil en diabéticos

El sexo no siempre es dulce. Esta frase puede describir bien la relación que existe entre la diabetes y el sexo. En efecto, la diabetes puede traer consigo problemas de erección y además, una disfunción eréctil puede servir para pensar en diagnosticar una diabetes o hiperglucemia. Parece ser que los diabéticos no dejarán de contar sus problemas, ya que la restricción drástica que deben sufrir en muchas de sus comidas favoritas, ahora se le suma la de una pobre vida sexual. En efecto, se ha visto que en presencia de diabetes. Se estima que un 50 % de los hombres con diabetes, desarrolla algún tipo de disfunción eréctil en los siguientes diez años a instalada la enfermedad. Las malas noticias no terminan y el porcentaje va en aumento, es decir, que la impotencia se mantiene
, , ,

Cuando la mujer pierde el deseo

Uno de los más indeseados enemigos a los que se puede enfrentar una relación de pareja, es a la disminución del deseo sexual. Estamos acostumbrados a tratar este tema desde el punto de vista masculino o, mejor dicho, cuando una disminución de la libido afecta al hombre Pero ¿Qué sucede cuando ésta afecta a la mujer? ¿Se le puede culpar al hombre por esto? ¿Y si es así, en qué porcentaje? Para responder a estas interrogantes primero debemos estar claros en los conceptos sobre la libido, independientemente de los ámbitos masculino o femenino. Podemos decir que la libido es el deseo o el instinto sexual que todos los seres humanos tenemos, intrínseco a nuestra naturaleza reproductiva. Otra consideración muy importante a tener encuentra es que la libido se encuentra básicamente en los centros nerviosos del
, , ,

Cuando las luces del deseo se apagan

Si uno se pone a analizar, en frío, el destino que corre un hombre, podría sentir compasión por él. Veamos el panorama general. El hombre joven sale, se divierte, disfruta de su soltería, tiene novias o parejas eventuales, disfruta en plenitud de la potencia sexual que la naturaleza le ha conferido. Conforme va a avanzando en su vida, se vuelve más estable, sentimentalmente hablando, quizá ya no acometa la noche con tantos bríos y no conozca tanta gente nueva. Por estas mismas épocas es muy factible que se involucre en una relación con una pareja estable y llegue a consolidar un noviazgo. El joven ha madurado y ya está en sus treinta, la familia de su pareja ya es conocida para él, comprarte tiempo con ellos y las puertas detrás de él se van