Cuando el sexo se convierte en ley

El sexo siempre es un tema complicado y en algunos países todavía se aferran a sus antiguas y caducas leyes. En este artículo te hacemos un listado de algunas de las normativas y restricciones más disparatadas que aún hoy podemos encontrar en algunos estados de EE.UU. Ten cuidado si viajas a Pennsylvania, Ohio o Carolina del Norte… ¡puedes estar violando una ley sin apenas imaginarlo!

Bienvenidos a las contradicciones de la América profunda

Afirmar que el sexo siempre crea controversias es andar sobre seguro. Sin embargo, y más allá de polémicas más o menos encendidas, en ocasiones el miedo hacia la sexualidad (propia o ajena) genera prohibiciones, censuras y negligencias de lo más absurdas. Uno de los paises más extrañamente puritanos es Estados Unidos, cuya fábrica de sueños Hollywoodiense confecciona de manera prolífica ídolos eróticos para todas las generaciones, mientras que sus leyes no parecen haber evolucionado demasiado. En Educasexo hemos encontrado una página web donde puedes deleitarte leyendo divertidas y disparatadas restricciones que aún continuan vigentes en muchos de los 50 estados que conforman el país. Desde aquí te hacemos un compendio de aquellas que hacen referencia a la sexualidad. Cuando acabes, te sentirás aliviado de ser un europeo corriente y moliente… con sus perversiones y sus caprichos sexuales abalados por la Constitución.

En el estado de Arizona parecen tener miedo a los aparatejos eléctricos… por lo que guardar más de dos vibradores en casa está penado por la ley. Con vibrador o sin él, el sexo oral no está muy bien visto en Arkansas. Pese a que en el diccionario tengan significados un tanto distintos, sexo oral y sodomía significan lo mismo en la regulación de este estado. Por otro lado, se considera legal que un hombre pueda pegar una vez (y no dos) a su mujer. Eso sí, los trompazos están fuertemente controlados: no más de una vez al mes.

En Iowa está prohibido que un hombre con bigote pueda besar a una mujer en público. Las razones, las desconocemos completamente. Por otro lado, e independientemente de que se lleve o no bigote, los besos no pueden durar más de cinco minutos. Sin embargo, en Iowa las parejas viven más felices que en Florida, donde al marido se le prohibe besar los pechos de su mujer. En Minnesota, nada de quedarse dormido después de una noche de tórridas relaciones. Una vez en el clímax, no hay que olvidarse del pijama… pues es ilegal dormir desnudo. Si te encuentras en Oregón, ten mucho cuidado con tu lenguaje: no se te permite susurrar palabras sucias mientras haces el amor. Sí, eso también es ilegal.

La homosexualidad sigue estando penalizada en algunos estados

Las relaciones conyugales están fuertemente controladas en Michigan, donde una mujer no puede cortarse el pelo sin que su marido de el visto bueno. Sin embargo, Carolina del Norte es quien se lleva la palma. Si se es un solter@ empedernido no es nada recomendable poner un pie en este estado. Al contrario, huye de él como de la peste. Y no es para menos: si un hombre y una mujer que no están casados se registran en un hotel como matrimonio (por eso de disimular), de acuerdo con las leyes del estado están legalmente casados. Lo que decimos, mejor no arriesgarse a sorpresas inesperadas. Por otro lado, cualquier pareja que pase la noche en un hotel debe tener una habitación con dos camas que estén separadas por una distancia de al menos un metro. Para los más listos: hacer el amor en el espacio que separa esas dos camas está también estrictamente prohibido. Y si piensas en un refugio donde poder practicar sexo sin interferencias, deberías saber que tener sexo en una iglesia es ilegal.

Finalmente, hay estados que piensan que mejor es prevenir que curar… por eso se guardan las espaldas. Es el caso de Ohio, se temen los aquelarres o las noches orgiásticas, por lo que queda prohibido que más de cinco mujeres vivan solas en una misma casa. En Pennsylvania, cuando más de 16 mujeres vivien en un mismo lugar, éste se considera automáticamente y por ley como un prostíbulo. En el caso de los hombres, la ley es un tanto más benigna… por lo que pueden llegar hasta los 120.

Familia Amish por johnny_appleseed1774 en Flickr

Bandera por dbking en Flickr