El oficio más antiguo del mundo

Todos sabemos cual es el oficio más antiguo del mundo y aunque seguramente sea “casi” cierto que es así, es difícil delimitar cuando el ser humano empezó a realizar intercambios a cambio de favores sexuales. Si tenemos en cuenta que, en la actualidad, entre ciertos chimpances existe un sistema social bien establecido en el que, entre otras interacciones, las hembras ofrecen sexo a cambio de comida, y también como mecanismo de resolución de conflictos, podríamos asegurar que la prostitución existe desde que el hombre tuvo la primera erección.

Cortesana GriegaUna de las formas más antiguas de prostitución de la que existen registros históricos es la prostitución religiosa, supuestamente practicada inicialmente en Sumeria. Antiguos historiadores documentan la existencia en Babilonia de la obligación para todas las mujeres, al menos una vez en su vida, de acudir al santuario de Militta para practicar sexo con un extranjero como muestra de hospitalidad, a cambio de un pago simbólico.

Sin embargo fue en la época Helenística, cuando la prostitución comenzó a ser un gran negocio. Tanto es así, que los burdeles fueron uno de los principales motores económicos de la ciudad de Atenas. Hasta tal punto fue importante este negocio, que muchos historiadores lo apuntan como una de los principales motivos del gran poder que llegó a adquirir la ciudad.

Atenas fue destino preferido de todos los barcos para recalar con sus barcos y es que sus casas de citas tenían fama en todo el mundo antiguo. La prostitución estaba perfectamente regulada y pagaban sus impuestos, incluso llegaron a tener prostíbulos estatales a precios más módicos. También existían tres categorías de prostitutas:

Las pornai, que eran las más inferiores en el escalafón. La palabra proviene de pérnêmi que significa “vendida”. Son generalmente esclavas, propiedad del pornoboskós o proxeneta, literalmente el «pastor». Debían de ir vestidas de una manera determinada para que se distinguiera su condición.

Cortesana y clienteDespués estaban las independientes. Estas se maquillaban de forma llamativa y ofrecían directamente sus encantos en la calle. A veces se servían de reclamos para atraer a los clientes y es que se han encontrado unas sandalias con las que según se iba andando, dejaba una huella en el suelo que ponía ΑΚΟΛΟΥΘΙ, AKOLOUTHI («sígueme!»). Estas prostitutas son de orígenes diversos: mujeres que no encuentran otro empleo, viudas pobres, antiguas pornai que han logrado independizarse. Debían estar registradas y pagaban un impuesto.

Finalmente estaban las Hetairas o Hetaeras. Las hetaeras se hallan en la cima de la jerarquía de las prostitutas. Contrariamente a las otras, no sólo ofrecen servicios sexuales y sus prestaciones no son puntuales (de manera literal, en griego hetaíra significa «compañía»). Comparables en cierta medida a las geishas japonesas, poseen una educación esmerada y son capaces de tomar parte en las conversaciones entre gentes cultivadas. Eran las únicas entre todas las mujeres de Grecia (excepto las espartanas) que recibían una esmerada educación. Eran independientes y podían administrar sus bienes.

La mayoría de los hombres sólo podía permitirse alquilar una hetaira por horas. En cambio otros, como el rico Frinio, se las compraban a perpetuidad. Esto se conoce por las actas de un juicio celebrado en el siglo IV a. C. Contra su mantenida, Neaira.

En la vista se reveló que “Frinio iba con ella a todos los banquetes, en los que se bebía abundantemente, y siempre disfrutaba de ella y yacía con ella delante de todos, cuando y donde se le antojara.” Claro que todo tiene un límite. Al parecer, en el año 373 a. C., fueron invitados a un banquete en Chabrias que iba a traer cola. Al principio, todo bien. Se discutió algo, se comió mucho y se bebió aún más. Pero entonces Frinio se quedó dormido y Neaira, borracha, se entregó a todos los demás hombres de la fiesta, incluidos los servidores. Y hasta halló placer en ello. Atenas no podía aceptarlo; ambos fueron condenados.

No era extraño personas que establecían una relación con estas hetairas paralela a la de su matrimonio oficial. Incluso hubo varias hetairas que influyeron notablemente en personajes famosos como es el caso de Tais que fue compañera de Alejandro Magno

Ya hay 1 comentarios. ¿Quieres dejar el tuyo?

  • Perro Solitario,Sevilla.
    21 oct 2009

    Pues yo he sido toda la vida un tipo solitario que ademas es Autista y nunca ha tenido novia ni ha salido con chicas ni se ha casado osea un marginado y gracias a las prostitutas he podido disfrutar del sexo ,que ustedes los “Normales” nos habeis prohibido y vedado con vuestros prejuicios.

Dejar un Comentario