El pene y su tamaño

PeneEl tamaño del pene no es importante, siempre y cuando no sea excesivamente pequeño o grande, y pueda llegar a suponer un obstáculo para la práctica normal de su penetración en la vagina.

Se dice que es micropene cuando, completada la erección, mide menos de 6,5 cm y que es macropene cuando supera, también en ese estado, los 16 cm. Tanto poseer un micropene como un macropene puede dar problemas a la hora del coito. La explicación es muy sencilla: si es muy pequeño es difícil mantenerlo dentro de la mujer y si es muy largo puede resultar doloroso para ella, ya que, aunque la vagina es elástica, generalmente su tope está en unos 17 cm.

Por otra parte, hay que tener en cuenta otros factores, como la habilidad en las técnicas amatorias y el grosor del miembro masculino, cuya normalidad se establece si está entre 9 u 11 cm de perímetro, pero esto ya es cuestión de gustos.

¿Cómo se mide un pene
?. El pene se mide partiendo del comienzo mismo del miembro y llegando hasta el mismo final, donde culmina el glande. Para medir el grosor, hay que situarse en el cuerpo mismo del pene, ni arriba ni abajo.

Y por supuesto, para medirlo correctamente ha de estar erecto, pues si está en reposo, es decir, flácido, es más complicado por su consistencia y, además, por que puede variar en función del estado de ánimo, las condiciones ambientales, entre otras circunstancias. Ahora bien, como si ha habido quien se ha dedicado a medirlo en esta situación, aquí os dejamos las medidas que se consideran normales: entre de 9 a 10 cm de longitud y de 7 a 9 cm de circunferencia.

Para aquellos que consideren que su miembro sexual es pequeño, existen hoy en día tratamientos quirúrgicos por un lado, y que no tienen que ver con la cirugía, por otro.

Los que no obligan a pasar por un quirófano son:Falos estiramiento del pene haciendo fuerza sobre el con pesas, terapias hormonales, aparatos que se supone lo hacen crecer por medio de impulsos eléctricos, etc.

Los tratamientos quirúrgicos intentan alargar, cortando el ligamento suspensorio y practicando cirugía estética al pene, (peneplastia), o engrosar, inyectándole sustancias adecuadas que hagan engordar su diámetro.

Pero ninguno de estos métodos o técnicas ha demostrado ser efectivo en todos y cada uno de los casos. Incluso los llevado a cabo por médicos especialistas puede provocar efectos colaterales no deseados.