Cómo evitar el embarazo no deseado

embarazo adolescenteMi última regla fue el día 6 de enero, mantuve relaciones sexuales sin protección y ahora quiero saber si podría estar embarazada” Este es el prototipo de comentario que nuestras lectoras nos dejan. Para empezar queremos hacer una declaración de intenciones. Desde Educasexo.com no vamos a contestar a ése tipo de cuestiones una a una, principalmente porque dedicamos muchos de nuestro artículos (algunos ya publicados y otros futuros) a informar a los internautas sobre las consecuencias de no practicar sexo seguro. También trabajamos por la educación sexual integral y nos interesa mucho que jóvenes y mayores aprendan a disfrutar del sexo sin complejos, pero de la única manera en la que se puede entender: responsablemente y sin correr riesgos.

Una vez aclarado esto queremos contestar claramente a todas las mujeres que quieren saber si pueden estar embarazadas tras mantener relaciones sexuales de riesgo. Sí, por supuesto que puedes estar embarazada si ni tú ni tu pareja habéis tomado precauciones, eso es tan claro, que estamos seguros de que ninguna de vosotras lo duda. Precisamente porque estáis preocupadas, debéis tenerlo muy presente antes de acceder a mantener esas relaciones peligrosas. Negarse a ellas no es una descortesía hacia vuestra pareja, significa que sois responsables con vosotras mismas y con él, por eso vuestra pareja debería aprender de vosotras. Ningún hombre que se precie de serlo puede hacer correr riesgos a su pareja.

Desde el punto de vista fisiológico, una mujer puede quedar embarazada siempre que el semen de un hombre entre en contacto con su vulva. La probabilidad del embarazo es mayor si el varón eyacula en el interior de la vagina de la mujer, pero siempre que se introduce el pene, por breve que sea el contacto, se puede producir el embarazo.

En Educasexo.com no consideramos que el “coitus interruptus” o “marcha atrás” sea un método anticonceptivo. Absolutamente NO. Las secreciones lubricantes con las que el organismo masculino facilita la penetración pueden contener y contienen en un alto porcentaje de los casos, espermatozoides viables, y os recordamos que una sola de estas células sexuales es la que fecunda el óvulo. Los métodos naturales para evitar el embarazo, entre ellos el del moco vaginal, el Ogino y el de la temperatura basal, pueden servir a mujeres regulares en su ciclo menstrual y/o cuyas religiones les impidan utilizar los métodos convencionales, pero si se desea evitar el embarazo por razones médicas, económicas o de otro tipo, siempre será recomendable utilizar los métodos artificiales.

Nadie (ni médicos, ni enfermeros, ni farmacéuticos, ni cualquier tipo de personal sanitario o no) puede saber si una persona está embarazada sólo con los datos de su ciclo menstrual. En principio, si se han mantenido relaciones sexuales, podría estar embarazada ante la ausencia de menstruación, pero hay cien razones más por las que una mujer deja de menstruar, es decir, por favor, no nos preguntéis si podéis estar embarazadas, porque aunque nos digáis cuáles han sido vuestros días fértiles, sólo una prueba de embarazo os puede sacar de dudas. La única manera de saber que no se está embarazada es la abstinencia. Si no la practicáis, efectivamente, podríais tener un hijo. Ante la situación planteada tenemos felizmente una serie de métodos anticonceptivos que ya os hemos recomendado en este blog. Los vamos a recordar y si tenéis dudas sobre un método en concreto o sobre su fiabilidad, no dudéis en pinchar sobre él, porque están enlazados con artículos donde se resolverán todas vuestras dudas.

En primer lugar vamos a comenzar por los preservativos, tanto femenino como masculino. La gran ventaja de éste método frente a otros es que protege tanto del embarazo como de la mayoría de las enfermedades de transmisión sexual. Es fácil de poner y quitar, es perfecto para sexo esporádico o parejas en las que la mujer no desea tomar anticonceptivos orales. Muy recomendable para jóvenes y personas con varias parejas o con alta promiscuidad. Su fiabilidad está en torno al 97%, pero para conseguir que sea así de efectivo debemos saber cómo ponerlo correctamente.

avanzado estado de gestaciónEL DIU es un objeto con forma de T que coloca el ginecólogo en el útero de la mujer cuando ésta está menstruando (porque es el único momento en el que el cérvix se abre). La mujer nota un hilo (que normalmente es de cobre) en la vagina y sus menstruaciones pueden volverse más abundantes. Es efectivo durante aproximadamente cinco años, suele ser utilizado preferiblemente por mujeres que ya han sido madres. El ginecólogo es el único profesional que puede recomendar y colocar un DIU.

Los anticonceptivos orales son comprimidos anovulatorios, es decir, evitan que los ovarios de la mujer maduren los óvulos y los liberen a las trompas de Falopio. Su ventaja es su elevadísima fiabilidad (99.9%) y que la relación sexual es más placentera al no tener que estar poniendo y quitando el preservativo. No todas las mujeres pueden utilizarlos. Al ser medicamentos similares a las hormonas, pueden producir retención de líquidos, aumentar la frecuencia del cáncer de mama o provocar cambios de humor. Sin embargo cada vez se perfeccionan más y ahora existen en el mercado las llamadas minipíldoras, que tienen una concentración muy baja de principios activos. Como desventaja podemos citar que se toman todos los días a la misma hora y que los olvidos son muy peligrosos.Además si tienes vómitos o diarrea, es mejor volver a tomar otro comprimido, aunque ya hayas tomado el del día correspondiente. Para gente despistada o que prefiere no estar tan pendiente de tomar cada día un comprimido están también los parches transdérmicos, que van liberando poco a poco el principio activo y se cambian cada semana. También tenemos el anillo vaginal, que es un aro de silicona que se inserta en la vagina y libera el principio activo durante 21 días. No dejes que nunca nadie que no sea médico te recomiende ningún medicamento, especialmente anticonceptivos. Hay muchos tipos diferentes y a cada mujer le puede ir uno distinto.

El diafragma es otro método anticonceptivo, pero se usa muy poco y es necesario combinarlo con cremas espermicidas. Se trata de un aro metálico recubierto de silicona que se inserta en la vagina antes de cada relación sexual y evita el paso de los espermatozoides a las trompas de Falopio. No se puede sacar hasta pasadas cuatro horas de la relación sexual.

Otro método es la introducción de unas varillas medicamentosas en el brazo de la mujer que liberan el anticonceptivo durante cinco años. Como métodos definitivos están las ligaduras de trompas en mujeres y la vasectomía en hombres, aunque últimamente se está mejorando este tipo de cirugía y se está consiguiendo revertir estas operaciones.

bebé preciosoEsperamos haberos servido de ayuda o, por lo menos, hacer que os intereséis en los métodos de contracepción, porque es de vital importancia para todos la práctica del sexo seguro. Y la próxima vez que vuestro hombre se niegue a utiliza anticonceptivos, recordad que vosotras seréis las que tengáis el niño. Ellos no están en condiciones de negarse a vuestras peticiones de sexo seguro, porque ellos no van a parir a vuestros hijos.

Para terminar vamos a hacer una reflexión a favor de la vida: evitar el embarazo es lo lógico cuando no se quiere tener hijos, pero un niño es un milagro de la naturaleza, la forma en la que crece, se desarrolla, y se convierte en una persona autónoma, y sentirlo durante nueve meses, no tiene precio. Es incalculable la felicidad que proporciona un hijo.