La Circuncisión

La circuncisión, es una intervención quirúrgica muy frecuente en el judaísmo.
Pero también se la realiza con fines médicos, en el caso de diferentes patologías originadas en la imposibilidad de retracción del prepucio, lo cual trae al hombre una serie de problemas.
Conoce en este artículo las razonas por las cuales se practica la circuncisión y todo lo que necesitas saber, acerca de la misma.

Seguramente en más de una oportunidad has escuchado acerca de esta palabra, ¿pero sabes realmente lo que significa la circuncisión?

Habrás oído, que la circuncisión, es una práctica que frecuentemente se realiza a los niños judíos, y es que ellos, por cuestiones culturales y religiosas, creen que la circuncisión es una manera de diferenciarse de otros grupos o religiones.

La circuncisión en el hombre, a veces es indicada por cuestiones médicas

La circuncisión en el hombre, a veces es indicada por cuestiones médicas

Pero la circuncisión, también se lleva a cabo por cuestiones médicas, en los siguientes casos:
Fimosis: cuando el prepucio es tan estrecho que no permite su retracción durante las erecciones, causando molestias y dolor
Balanitis: inflamación e infección del glande
Postitis: inflamación e infección del prepucio


Básicamente, la circuncisión, es una intervención quirúrgica, que consiste en quitar totalmente el prepucio (la porción de piel que cubre la cabeza del pene), dejando de esta manera expuesto el glande en forma permanente.

En algunas ocasiones, por indicación médica, también se extirpa el frenillo, para evitar que el pene se curve en exceso hacia abajo en las erecciones y para evitar las hemorragias que pueden llegar a producirse, en el caso de la rotura del frenillo, producto de una maniobra brusca.

La operación generalmente se realiza de manera ambulatoria, bajo anestesia local, pero en algunos casos se solicita anestesia general.

Entre los judíos, la circuncisión, es una práctica habitual

Entre los judíos, la circuncisión, es una práctica habitual

La recuperación es rápida, y a las 4 semanas, el paciente en la mayoría de los casos y si el médico autoriza el alta, ya puede recuperar su vida sexual normal.

Con el correr del tiempo y gracias a las investigaciones que se han realizado respecto al tema de la circuncisión, se ha descubierto que esta práctica, trae una serie de beneficios para la salud, tanto para el hombre como para la mujer.

Por ejemplo, en el hombre, reduce la incidencia de infecciones urinarias, tienen una menor posibilidad de desarrollar cáncer de pene, menor riesgo de contraer enfermedades de trasmisión sexual, especialmente SIDA, y un pene circuncidado, es mucho más higiénico.

Para la mujer, estar en pareja con un hombre circuncidado, también tiene sus ventajas, ya que ellas tienen una menor posibilidad de desarrollar cáncer de útero y de sufrir hongos vaginales (candidiasis).

Si bien la circuncisión le brinda al órgano sexual masculino una mayor protección frente a diversas patologías, no es una práctica que se realice de forma rutinaria, sino sólo cuando existe una indicación médica, salvo como dijimos al comienzo, de que se trate de una persona que profesa el judaísmo, en donde la circuncisión, es algo habitual.

Viendo todas las ventajas que trae la circuncisión a la salud sexual, más de un varón estará pensando en realizársela, otros lo verán casi como una amputación, y más de una chica, se lo pedirá a su pareja ¿ustedes que opinan acerca de la circuncisión?

Foto 1 de Livecolour en Flickr
Foto 2 de poulet en Flickr