Muñecos hinchables: fieles compañeros

Un muñeco hinchable es un recurso erótico con forma de hombre o mujer, y que nos permite tener, Sexydollsiempre a mano y dispuestos, un método para satisfacer nuestra líbido. Cierto es que no es como tocar la piel del otro, embriagarnos con su olor o sentir su calor, pero, si uno le pone imaginación puede resultar, aparte de tremendamente excitante, muy divertido.

Los muñecos inflables más conocidos son las que emulan cuerpos femeninos, llamados también Sex Doll o Real Doll, y pueden ser de cuerpo completo o solamente la zona de la pelvis,(lo cual a mi parecer, lo hace aún más impersonal). Por supuesto, podemos encontrar estratégicos huecos en la boca, vagina y ano, que, en algunos casos, incluyen la posibilidad de vibración.

Hoy en día también podemos adquirir, en los sex shops, modelos de cuerpo masculino, dotados de penes de tamaño superior a la media nacional y realizados con materiales duros y resistentes, siendo además plegables y muy suaves al tacto.

En cuanto a precios podemos encontrar un poco de todo. Estos juguetes sexuales serán más simples y de peor calidad si se escatima mucho lo que se quiere pagar por ellos. Los más baratos son los hinchables con aire, pero no resultan muy recomendables pues, aparte de ser muy feos a la vista, se les suelen saltar las costuras en cuanto los has usado un par de veces. Aún así, si uno se decanta por este modelo, es conveniente comprobar si viene con inflador para evitar apuros de última hora.


Luego podemos encontrar los fabricados con látex, cuya cabeza es más parecida Machomana una muñeca de las de toda la vida, de material duro, con ojos de cristal o plástico, con un pelo más o menos logrado y extremidades mejor formadas. Su precio es asequible y su calidad media.

Las muñecas o muñecos eróticos más caros son las de silicona, pues se asemejan muchísimo a una persona real. Al tacto parece piel humana e incluso, en algunos casos, incorporan pelucas de pelo natural. Su similitud con un hombre o una mujer de verdad es impresionante.

Desde luego, estos juguetes eróticos son ideales para almas solitarias, o para quien fantasea con tríos pero no cuenta con la aprobación de su pareja, por ejemplo. Y si tienes perro en casa, ¡toma nota!, ya llegan los “Hotdoll“, muñeco erótico con cuerpo de hembra canina, que sirve para que se entretenga nuestra más querida mascota.