Métodos de protección: Inyecciones

Están compuestas de hormonas sintéticas, que se van gastando en el cuerpo de la mujer lentamente durante uno o más meses. La inyección protege del embarazo porque impide que los óvulos salgan de los ovarios y hace que el moco cervical se vuelva más espeso, lo que dificulta el paso de los espermatozoides al cuello de la matriz.

Inyección anticonceptivaSe aplica en la nalga durante los primeros 5 días después de haber empezado la menstruación. Después se vuelve a poner al mes, dos o tres meses, según el tipo de inyección, y así sucesivamente. Sin embargo, para mujeres adolescentes se sugiere la inyección mensual, porque esta es la que tiene una dosis baja de hormonas. Se recomienda especialmente en adolescentes con alto riesgo de tener otro embarazo o cuando sus embarazos son de alto riesgo. Pero se debe recordar que para usar este método anticonceptivo, se debe acudir primero al médico para que valore y te aconseje cuál es la mejor opción.

Las ventajas de este método son:

√ Tiene una alta eficacia para evitar embarazos.
√ Su aplicación es difícil de olvidar.
√ Su utilización asegura privacidad.
√ Tiene beneficios contra el cáncer de ovario y endometrio, enfermedades inflamatorias pélvicas y endometriales, quistes en ovarios y mamas, embarazo ectópico (fuera del útero) y previene la anemia.

Tiene algunas desventajas como:

√ No protege de ITS y VIH-SIDA
√ Si hay efectos secundarios o molestias no desaparecen inmediatamente, porque las sustancias se eliminan del cuerpo lentamente.
√ Puede producir algunos trastornos menstruales.