La crisis obliga a muchos españoles a cambiar sexo por alojamiento

Una nueva tendencia parece ir en aumento entre los españoles que más sufren la crisis económica, ya que se ofrece sexo a cambio de alojamiento.

Sexo a cambio de vivienda

La noticia es realmente sorprendente pero lo cierto es que la gran crisis económica que viene afectando al territorio español desde hace ya demasiado tiempo al territorio ha puesto a gran cantidad de españoles entre la espada y la pared, sin alternativas y con grandes necesidades.

Al borde de la desesperación muchos han optado por una alternativa algo diferente a la hora de pagar el monto de sus alquileres, ante la falta de dinero para cubrir el precio de los pisos que mantienen a familias enteras, muchos inquilinos optan por ofrecer su cuerpo a cambio de alojamiento.

Es una tendencia que ha ido en aumento en los últimos tiempos ante la difícil situación económica que parece no cambiar en lo absoluto, ciertos inquilinos han ofrecido a los dueños de su vivienda no pagar y a cambio tener relaciones sexuales con sus arrendatarios para cubrir los gastos hasta el mes siguiente.

En sitios como Internet es cada vez más común encontrar anuncios de inquilinos o arrendatarios que ofrecen o solicitan tanto alojamiento a cambio de sexo, como sexo a cambio de una vivienda, parece ser una nueva forma de pago que se ha puesto muy de moda y que muchos aceptan para evitar los problemas de vivienda surgidos por la crisis y ahorrar dinero tanto para ellos como para sus familias, en el caso de los inquilinos, mientras que para quienes alquilan es la mejor alternativa para tener algo de sexo mensual, por muy decabellado que parezca el trato.

Los expertos aseguran que este tipo de “negocios” están teniendo lugar en muchas partes del mundo debido también a la crisis de las economías de los países y a la falta de dinero en general, ya que es una alternativa que permite ahorrar dinero a cambio de una vivienda que muchas veces aloja a familias enteras.

En el caso de los arrendatarios que ofrecen sus viviendas a cambio de inquilinos dispuestos a mantener relaciones sexuales con ellos, se da que publican anuncios en diversos medios como el diario o páginas de internet, haciendo pedidos a veces específicos ya que desean cumplir por lo menos algunos requisitos físicos en aquellos que soliciten la vivienda. Si la persona les gusta pueden organizar un plan de “pagos” sexuales tanto por quincenas o mensualmente a cambio de dejarlos vivir en el lugar sin pagar nada de dinero.

Para quienes tengan en cuenta esta alternativa para cubrir la crisis económica, solamente resta recordarles que deben cuidarse usando siempre preservativo.

Fuente: Diario Uno
Foto: Rooftop Mind

Dejar un Comentario