Mamografías: sí, pero con prudencia

En este post, comentaremos un estudio el cual afirma que las mamografías provocan efectos secundarios en las mujeres.
Entérate cuáles son y cuando aconsejan realizar la mamografía.
Además, hablaremos de su utilidad en relación a la prevención del cáncer de mamas.

La mamografía se recomendaría recién a partir de los 50 años

La mamografía se recomendaría recién a partir de los 50 años

Nadie pone en duda, la importancia y el papel fundamental que juegan las mamografías, en el diagnóstico precoz del cáncer de mama.

Pero un estudio publicado por Página12, revelan datos que no muchos conocen acerca de ellas, por lo menos para tener en cuenta.

Según los expertos que intervinieron en este estudio, las mamografías, provocarían en las mujeres efectos secundarios.

Esto no quiere decir que no hay que realizarse mamografías, pero sí alertan, en que no debe tomarse como un control de rutina por esta razón recomiendan comenzar a realizárselas recién a partir de los 50 años, y sólo una vez al año.

Según este criterio, se atrasarían entonces diez años el comienzo de las mismas, ya que recordemos que en la actualidad, los médicos recomiendan hacérselas a partir de los 40.

Pero conozcamos, cuales son esos efectos secundarios que mencionan los investigadores.

Uno de ellos, es que esta prueba, puede dar falsos positivos. Provocando esto ansiedad, preocupación y depresión, tanto en la paciente como en su entorno familiar.

Además esto lleva a que se realicen un mayor número de pruebas, muchas veces sin sentido, biopsias antiestéticas, y tratamientos innecesarios como radioterapia y quimioterapia.

Como todo nuevo estudio, tiene quienes lo apoyan y también sus detractores, dentro de la misma comunidad médica.

Los defensores, afirman que las mismas, reducen el número de mastectomías y las muertes. “Se salvaron miles de vida con la mamografía y estos idiotas quieren librarse de ella”, sugieren.

En cambio quienes no están muy de acuerdo con las mamografías, dicen que este método usado en forma anual en mujeres a partir de los 40 años, redujo en un 15% la tasa de mortalidad, cifra para ellos muy bajas en relación a los potenciales riesgos derivados de los efectos secundarios de las mismas. A la vez que afirman: “las mujeres merecen la verdad … y la verdad es la prueba de que (la mamografía) no siempre es útil y puede ser nociva”.

Yo, como seguramente ustedes, al leer la nota me he quedado un tanto desorientada tratando de descifrar quien tendrá razón, pero por lo menos, es como para pensarlo y conocer el otro costado de los estudios médicos, ¿no les parece?

Y vuelvo a recalcar, no se trata de tomarles miedo a las mamografías ya que las mismas como el papanicolau, efectivamente salvan vidas, pero sí tener en cuenta lo que menciona este estudio y usarlas como método preventivo, con la frecuencia recomendada.

¡Cualquier duda, consúltale a tu ginecólogo!

Foto: mujer de jo-h en Flickr