Candidiasis vaginal

Candida AlbicansLa Candidiasis vaginal es una infección localizada en la vagina y producida por un hongo o levadura llamada Candida Albicans. Está considerada como enfermedad de transmisión sexual.

Los primeros síntomas que puedes detectar son: enrojecimiento de la zona, picor vaginal, dolor al orinar y también al mantener relaciones sexuales. Algunas veces, aparece además un flujo blanquecino y espeso.

El diagnóstico lo hará el médico cuando compruebe que la vagina está inflamada y en sus paredes han surgido placas blancas. Tomará entonces una muestra de la secreción vaginal y observará si existe un crecimiento anormal de esta levadura.

Podemos encontrar en algunos casos este hongo, aunque en pequeñas cantidades, en la vagina, (y también en el aparato digestivo, en la boca y en la piel), sin que llegue a producir molestia alguna. La infección y sus síntomas aparecen cuando la cantidad aumenta y se produce un desequilibrio de los organismos que habitualmente rondan por la zona.

Este desequilibrio puede deberse a:

- Haber consumido antibióticos que hayan hecho decrecer el número de los otros organismos frente a la Candida Albicans.

- El exceso de peso, debido al exceso de sudoración que produce.

- La diabetes.

- La ropa ajustada, pues no permite liberar convenientemente el calor y humedad corporal.

- El embarazo.

- Infección por VIH. La candidiasis, tanto oral, de esófago como cutánea, es uno de los primero síntomas del contagio de VIH.Prevención

La Candidiasis vaginal afecta principalmente a la mujer, evidentemente, pero puede provocar picores en el pene si lo ha introducido en una vagina que esté padeciendo este problema. Si bien el hombre no puede sufrirla al no poseer vagina, sí que puede verse afectado por la que se reproduce en otras partes del cuerpo.

El tratamiento de la Candidiasis vaginal consiste, principalmente, en la toma de medicamentos o en la aplicación de cremas o supositorios vaginales. Si quieres prevenir, puedes preguntar a tu médico o al farmacéutico sobre productos fungicidas, (en forma de cremas), que actúan eficazmente contra la propagación de estos hongos. Eso sí, ten entonces precaución pues estos fungicidas pueden debilitar el látex de los preservativos y provocar que se rompan.