Consejos contra el agotamiento sexual

Con unos sencillos cambios en lo que respecta a tu estilo de vida, tu actividad física o la forma de alimentarte podrás obtener reales cambios en lo que respecta a tu estilo de vida sexual.

Cuando la sexualidad se ve alterada, no importan la edad, el género o el estatus social. Es un problema que puede afectar a cualquiera alrededor del mundo, por tanto saber qué se debe hacer en determinados casos hará que tus experiencias sexuales mejoren muchísimo ya que se podrá recuperar la energía.

Así, en este artículo te daré cinco consejos con respecto a este agotamiento; uno que puede ser tanto físico como mental y que puede estar llevándote a que tu actividad sexual se vea afectada.

Dormir placenteramente: el poder llegar a tu cama, desvestirte y ponerte unos cómodos pijamas o simplemente no usar nada para una de las mejores actividades que poseemos los seres vivos es una de las acciones más revitalizantes que posee el cuerpo. Si notas que estás cansada o cansado, ves cómo tu energía se va agotando desde que empieza tu jornada diaria hasta que llegada la noche sientes que no puedes más, lo más probable es que tengas un alto grado de estrés en tu organismo.

Por tanto, disfrutar de un sueño que pueda reparar tu físico es lo mejor que puedes hacer para devolverle a tu cuerpo su vitalidad. En realidad, eso de dormir ocho horas al día sí funciona, y es que cuando es menos tiempo la cantidad de horas que dedicamos a descansar, se pueden provocar determinados problemas como por ejemplo, dificultad para la concentración y algunas veces, lagunas mentales, irritación, cansancio y también debilidad en lo que respecta a las defensas orgánicas. De otro lado, es importante que sepas que nuestro cuerpo funciona de acuerdo a unos ritmos biológicos (circadianos) que se rigen de acuerdo al sueño y la vigilia que es precisamente cuando producimos hormonas por tanto, se deduce que si no tenemos un equilibrio entre el dormir y el estar despiertos el número de hormonas de nuestro cuerpo bajará, lo que también hará que descienda nuestro impulso sexual.

Mejora tus experiencias sexuales: cuando una persona tiene experiencias sexuales seguidas le da a su energía sexual un aporte rápido y también placentero. Esto se debe a que tener un orgasmo en compañía, o al autoerotizarte también ayudará a incrementar tu vitalidad sexual y a que puedas disfrutar de ella. Si nos concentramos en el tema del orgasmo, encontramos que este eleva el nivel de la oxitocina, que es una hormona que aumenta la vitalidad. Sin embargo, no pienses que en este punto necesitas específicamente de tu pareja, en realidad el placer sexual puede obtenerse tanto del otro como de uno mismo, por tanto, el tener un orgasmo antes de dormir (es decir una vez que estás en la cama acostado) puede ayudarte a descansar rápida y placenteramente. De otro lado, si crees que no estás de ánimo para tener sexo con tu pareja, entonces con un simple abrazo antes de dormir habrás estimulado el incremento de esta hormona, pues con las caricias también puede elevarse.

Aliméntate bien por las mañanas: si eres de las personas que desayuna poco o directamente no lo hace porque “no tiene tiempo”, entonces no solo tendrás pocos ánimos durante el transcurrir de tu día laboral sino que llegarás a la hora del almuerzo muerto o muerta de hambre, lo que hará que comas entre horas y por tanto, engordes con aquellos “entremeses” que puedas degustar durante tu jornada laboral. Por tanto, incorporar los nutrientes que necesitas de una manera correcta en tu vida diaria también te ayudará a recuperar tu vitalidad. Así, elige comer frutas, verduras, lácteos y cereales dentro de tu dieta diaria que te proporcionarán minerales, vitaminas y oligoelementos.

No seas tan sedentario: si bien es cierto que estar sentados en nuestros trabajos durante unas ocho o nueve horas es una realidad con la que tenemos que lidiar a diario, hay maneras de que esta no se convierta en causa de nuestra deficiencia sexual. Yo te recomiendo ir a un gimnasio y hacer ejercicios de cardio y también de tonificación muscular. Si de otro lado, no tienes tiempo para ir a un centro de estas características, puedes también hacerlo en tu misma casa, comprándote una cinta de andar o una bicicleta estática, así como también algunas pesas. Si aún así piensas que todo esto te puede llevar mucho tiempo, entonces, haz ejercicios en tu mismo centro laboral. ¿Cómo? Usa las escaleras en vez del ascensor, deja tu coche estacionado en un lugar lejano ya que así podrás caminar más y levántate cada media hora para llenar tus vasos o botellas con agua del bidón, o para ir darte un paseo hasta el baño, ya que es importante moverse cada poco tiempo para que las piernas no retengan líquidos.

Huye de los pesimistas: finalmente, ten cuidado con este tipo de personas que andan todo el día quejándose de las condiciones de su vida. Estas personas que bien pueden ser amigos, familiares o compañeros del trabajo se piensan victimas de cualquier situación o persona que los aqueje, por tanto, al contártelo desgastan tu energía psicológica que, si bien no es física también influyen en tu vitalidad sexual. En tal caso, si se te acercan trata de eludirlos con alguna frase cortes y si se da el caso de que te es imposible “escapar” de ellos, entonces, trata de entender que tales experiencias son ajenas y que no necesariamente son una regla para todas las personas; que si bien a ellos les ocurrió de dicha manera, no implica que esta sea una característica también tuya.

Así, con estas cinco recomendaciones podrás “recargar las pilas”, ya que cuando uno se encuentra agotado ocurren dos problemas diferenciados para el hombre y la mujer: en el primer caso una eyaculación precoz y en el segundo, una dificultad para excitarse y disfrutar del juego sexual.

Ya hay 1 comentarios. ¿Quieres dejar el tuyo?

  • Javi
    14 oct 2010

    Muy interesante lo de “huye de los pesimistas”. Va muy acorde con estos tiempos, en que está obligado ir por ahí dando saltos de alegría.

    Está bien eso de mentir a la gente.

    ¡Saludos!

Dejar un Comentario