Frenillo Corto, fácil solución

FrenilloEn la anatomía exterior del Pene encontramos el Tronco o parte inferior, el Glande, que es la cabeza o “capullo”, el Prepucio, que es piel que cubre el glande cuando está en estado de reposo y que lo deja al descubierto con la erección, y el Frenillo, que es una elástica tira de piel que situada en la misma base del glande ayuda al prepucio a cubrirlo.

Entre los problemas que pueden afectar al miembro masculino encontramos el conocido como “Frenillo Corto”. Esta anomalía consiste, como su propio nombre indica, en que el frenillo no tiene tamaño suficiente para cumplir correctamente con su misión, y duele cuando el pene en erección intenta penetrar en la vagina. Y es que cuando el prepucio se retrae para dejar al descubierto el glande, tira y tensa el frenillo en exceso, pudiendo llegar a desgarrarlo. Este desgarro, que puede producir hemorragia, que sana por sí solo, tiene como consecuencia, a su vez, que se acorte aún, más tras el proceso de cicatrización.

Si bien con el coito surge el dolor, con la masturbación no ocurre lo mismo y puede llevarse a cabo normalmente, pues es más fácil controlar y manipular el pene evitando así cualquier acción sobre él que pueda dañarlo.


Ahora bien, si sufres de este trastorno no debesDesnudo masculino preocuparte pues el tratamiento es sencillo: consiste en seccionar el frenillo afectado transversalmente con bisturí frío o eléctrico, bajo anestesia local y de forma ambulatoria. Generalmente, no precisa ni de puntos de sutura. De esta manera, no sólo se soluciona el problema existente, sino que también se consigue que tu pene consiga una erección completa, alargándolo. Además, podrás disfrutar del coito sin dolor y con plena estimulación del glande, punto erógeno masculino por excelencia.

Este “Frenillo Corto” no hay que confundirlo con Fimosis, problema más complejo y que tiene como protagonista principal al prepucio. La Fimosis produce que el glande no pueda nunca quedar al descubierto, ni flácido ni erecto, existiendo varios grados para esta disfunción. En casos severos, incluso puede llegar a dificultar la salida de la orina.