Ver porno en pareja

Cada vez son más las parejas que deciden ver películas pornográficas o eróticas conjuntamente para que su vida sexual goce de buena salud. Ver porno en pareja hace que el ambiente se caldee, la imaginación se estimule, puedan imitarse posturas, llevar a cabo fantasías… O simplemente puede ser algo preliminar que os predisponga a tener una relación más excitante.

Ver películas eróticas en pareja puede mejorar la salud sexual de la relación

Lo de ver películas porno siempre ha estado rodeado de cierto secretismo. Son muchos los adolescentes que han tenido que aguantar broncas de sus padres por haber sido pillados con una revista porno encima o con la pantalla del ordenador llena de chicas desnudas. Tampoco se acepta demasiado que tu novio recurra al porno para excitarse cuando está solo. Pero, ¿qué pasa si se plantea lo de ver pelis porno desde el punto de vista de la salud sexual de una pareja? ¿Por qué no recurrir a los contenidos eróticos o pornográficos para disfrutar más del sexo en tu relación? En definitiva, ¿Por qué no ver películas eróticas con tu pareja al lado?

Cada vez son más los que se han planteado estas preguntas en algún momento de su relación. Ya sea porque tienen la mente muy abierta y quieren probar cosas nuevas constantemente, porque últimamente pasan por un periodo de falta de deseo sexual o porque necesitan alimentar su imaginación. Sea como sea, hayan caído en la rutina o no, son muchos los que recomiendan ver porno con la pareja una vez lo han probado, y muy pocos los que hablan de malas experiencias. Los foros en internet son una buena prueba de ello. Eso sí, se recomiendan las películas eróticas donde se insinúa más que se enseña, por delante de las pornográficas, en las que, a veces, más que despertar la libido se acaba con ella. Pero en todo caso, no hay que esconder que siguen ganando aquellos que todavía no han dado el paso. La mayoría, seguramente. O eso creemos.

Y ya se sabe: los prejuicios sociales, las exageraciones que rodean las escenas pornográficas, el miedo a que tus relaciones

La rutina sexual se puede superar

parezcan poca cosa al lado de esas películas… Los motivos por los que muchos rehúsan ver pornografía o erotismo en pareja son muy numerosos también. Y no hay que olvidar que si a un miembro de la pareja no le apetece practicar ese ‘ejercicio’, por los motivos que sea, su decisión es igual de lícita que la del que quiera ser más atrevido y animarse. Y así debe respetarse.

De todas formas, no todo lo que rodea a la pornografía es malo (si es que hay algo de malo). Ver una película con altos contenidos sexuales, o incluso eróticos si se quiere empezar por algo más suave, puede ayudar a mantener una buena salud sexual en tu relación de pareja. El ambiente se caldea, la imaginación se estimula, pueden imitarse posturas, llevar a cabo fantasías… O simplemente puede ser algo preliminar que os predisponga a tener una relación más placentera, excitante, diferente. Vosotros… ¿os animaríais?

Foto horizontal: NeoGabox en Flickr

Foto vertical: Lightroomop en Flickr