Circuncidado o no. ¿Quien disfruta más del sexo?

¿Es importante el prepucio? Los circuncidados disfrutan del mismo modo? Hay una gran controversia sobre la circuncisión y la última vez que una personalidad se proclamó sobre ello, la bomba ha estallado, pero más que nada por la falta de respeto con la que se ha tratado el tema.

Por si no os acordáis, hace un tiempo e l Twitter de Russell Crowe no dejó indiferente a nadie. A través de la red, el actor arremetió contra la circuncisión, definiéndola como “bárbara y estúpida“, además de añadir comentarios del tipo “¿quién te crees que eres para corregir la naturaleza? ¿Acaso crees que Dios necesita una donación de prepucio?, Los bebes son perfectos”. La estrella fue más allá al pedir al realizador Eli Roth, que rechazara esta práctica religiosa. Definitivamente provocó la ira de la industria judía de Hollywood.

Con o sin prepucio, el sexo oral se disfruta al máximo

Algunas mujeres están de acuerdo con Russell Crowe, en que la circuncisión no debería de realizarse. Seinfeld Elaine por ejemplo, admitió que un pene sin prepucio es como un marciano, sin cara, ni personalidad, sin embargo, para otras muchas, es sinónimo de un pene cuidado y estéticamente atractivo, como el caso de Charlotte en Sexo en Nueva York quien lo calificó como “Shar Pei”. Cierto es que en América, el 75% de los hombres están circuncidados por lo que muchas mujeres quedan impresionadas al ver uno en su estado más natural.

A pesar de que la circuncisión (intervención quirúrgica consistente en quitar el prepucio del pene durante la infancia) tiene su origen en la tradición musulmana, cristiana o judía, algunos padres eligen circuncidar a su hijo por motivos culturales, médicos o simplemente porque creen que es más higiénico y les protege contra enfermedades de transmisión sexual o problemas de salud.

¿Es la circuncisión emocionalmente peligrosa?
En el libro “Guía para los hombres y sus problemas con los penes”, la circuncisión se ve como un tema muy controvertido. Los críticos argumentan que es algo doloroso, que puede llegar a tener consecuencias emocionales o psicológicas y que elimina el placer sexual.

El prepucio tiene sus ventajas.
Muchas mujeres están acostumbradas a penes circuncidados pero hay que decir que los miembros intactos pueden tener también otras muchas ventajas. Ian Kerner de GoodinBed.com explica que el prepucio contiene nervios y al jugar con ello, estimula también el frenillo, una de las partes más sensibles del pene. Para el autor, lo más importante es hacer que tu pareja se sienta cómoda con tu miembro, por ello recomienda comunicación entre ambos para que ella sepa que es un área que responde a la estimulación. “Pídele que use su lengua en tu cuerpo, que la mueva lentamente durante el sexo oral”.

Como hay más piel, hay mas con lo que jugar. Esto puede hacer que la masturbación resulte más sencilla y crea más opciones. El prepucio reacciona cuando el hombre tiene una erección, pero habrá que recordar bajar toda la piel antes de colocar el condón para que este sea más eficaz y confortable. Con prepucio o sin él, mientras guardes buena higiene no hay de qué preocuparse.

Imagen: dpadua en Flickr