Higiene íntima femenina

En este interesante post, hablaremos acerca de la higiene íntima femenina, sobre cómo realizarla y algunas consideraciones a tener en cuenta para prevenir las vaginosis.
Las infecciones vaginales motivan un alto porcentaje de las consultas ginecológicas, y estas pueden ser causa de un exceso de higiene, por ello es importante que conozcas como prevenirlas.
Todo sobre este tea en este artículo.

La higiene íntima en exceso puede ser perjudicial

La higiene íntima en exceso puede ser perjudicial

Una buena higiene íntima, es buena para la salud y para relacionarnos sexualmente con otra persona, y esto es cierto, pero todo en su justa medida, ya que una higiene íntima en exceso en la mujer, puede ocasionar problemas vaginales conocidos como vaginosis.

Picazón, ardor, irritación, aumento del flujo vaginal, son algunos de sus síntomas y según lo publicado por el Diario La Nación, motiva el 80% de las consultas ginecológicas.

Una limpieza vaginal en exceso, provoca que se altere el equilibrio normal del ph de la vagina, siendo de esta manera más propensa a contraer micosis y otras infecciones.

El uso de protectores diarios, desodorantes íntimos, el rasurado y ciertas prendas de vestir, aumentan este riesgo, según explican los ginecólogos, y con la llegada del verano, el uso de los trajes de baño, la playa y las piscinas, este riesgo se potencia.

Si bien las vaginosis son muy comunes y afectan a la gran mayoría de las mujeres en alguna etapa de sus vidas, muy pocas son las que hacen algo para evitar esta situación, según una encuesta realizada por profesionales de la salud.

Al respecto, vale la pena recordar ciertas pautas de higiene y algunas recomendaciones especiales a tener en cuenta para prevenir infecciones, ellas son:

-Cambiar la ropa interior todos los días
-En caso de usar protectores diarios, elegir los que no contienen desodorante y cambiarlos varias veces en el día
-No utilizar ropa de lycra a diario, usar de algodón
-No usar pantalones ajustados a diario, ya que estos inflaman la vulva
-No realizarse lavados o duchas vaginales, sólo hacerse una limpieza de los genitales por fuera con un jabón neutro o blanco sin perfume
-No aplicar ningún tipo de spray o desodorante íntimo
-Realizar la limpieza de la vulva de adelante hacia atrás, para no arrastrar los microorganismos provenientes del ano, hacia la vagina
-Los tampones utilizarlos sólo durante el día y cambiarlos cada 3 horas

A lo que cuales, los ginecólogos agregan, el dormir sin ropa interior, para que la vagina “se ventile” ya que al estar siempre tapada y reteniendo humedad, es más propensa a desarrollar las molestas micosis vaginales.

Otra de las recomendaciones, es no rasurar por completo el pubis, ya que con el rasurado puede ocurrir micro cortes en los labios vaginales o en el periné, los que favorecen la entrada de microorganismos, y además los pelos encarnados, pueden infectarse. En su lugar, aconsejan sólo recortar el vello púbico.

Todos estos consejos, sin duda, te ayudarán a reducir las infecciones vaginales y las molestias que las mismas ocasionan, por lo tanto ¡te recomiendo que las pongas en práctica!

Foto: chica de OUCHcharley en Flickr