Amenorrea, ausencia de menstruación

Ciclo MenstrualExiste Amenorrea cuando no se produce la menstruación. Se conoce como Amenorrea Primaria el que nunca antes se haya producido, y como Amenorrea Secundaria si se ha interrumpido en un momento determinado.

Esta falta de sangrado uterino es normal antes de la primera menstruación, mientras se está embarazada, durante la época de la lactancia y tras haber llegado la menopausia. Según los especialistas, si esta ausencia se prolonga entre 3 y 6 meses ya es motivo suficiente para acudir al médico. Y es que si sufres Amenorrea y no es por ninguna de las causas anteriores, es que existe alguna disfunción.

Entre dichas causas podemos encontrar desde la no perforación del himen, lo cual no permite el paso de la sangre y la retiene en la vagina, en el útero y en las trompas produciendo amenorrea primaria, hasta trastornos de los órganos del sistema reproductivo de la mujer que generan las hormonas que intervienen en este vaciado cíclico.

Así, por ejemplo, puede ocurrir que el hipotálamo, situado sobre la glándula hipófisis y normalmente ha de indicar a ésta que libere las hormonas necesarias para producir que los ovarios suelten a los óvulos. Si algo falla en este proceso, como es lógico, puede no conducir a la hemorragia uterina posterior provocando una falta. También el mayor o menor número de hormonas procedentes de la tiroides pueden dar estos problemas, al igual que, como ocurre en el síndrome de Cushing, en el cual el exceso de producción de la hormona cortisol, cuyo origen está en las glándulas suprarrenales, puede provocar desarreglos. Otros motivos pueden ser trastornos del útero o de las trompas de falopio, entre otros.

Los síntomas en caso de que se trate de Amenorrea Primaria, es que el cuerpo de la niña-mujer no presenta los cambios típicos de la edad, o los lleva a cabo con retraso. Hablamos, por supuesto, de el aumento en el tamaño de las mamas y de la aparición del vello tanto en pubis como en las axilas. En cambio, si se debe a problemas con la tiroides, a un número mayor de hormonas producidas, los síntomas serán taquicardía, ansiedad y calores corporales sin razón aparente. Por su parte, el síndrome de Cushing provoca aumento de volumen en la cara y abdomen, mientras que adelgaza brazos y piernas.

Al igual que muchas pueden ser las causas, otros tantos pueden ser los síntomas, así que lo recomendable es acudir al especialista para que sea éste el que pueda realizar un diagnóstico adecuado. Dicho diagnóstico se basará tanto en los síntomas presentados como en la edad de la paciente, para establecer si la Amenorrea es primaria o secundaria.

Por supuesto, se procederá a Ciclo Menstrual 2medir los valores de las distintas hormonas por medio de un análisis de sangre. Otras pruebas a realizar es la radiografía del cráneo, para descartar que los posibles trastornos de la hipófisis se deba a la existencia de un tumor, y la ecografía, si se sospecha que esté en las glándulas suprarrenales o en los ovarios.

El tratamiento dependerá del problema encontrado y puede ir desde seguir una dieta adecuada, o cambiar los hábitos diarios en cuanto a ejercicio o estrés, hasta la administración de estrógenos y/o progesterona.

Si quieres ampliar la información sobre la Amenorrea, visita estos links:
- www.nlm.nih.gov
- es.wikipedia.org