La historia del VIH-SIDA

Fue debido a una forma demasiado violenta como apareció este virus en el año 1981 que muchos científicos pensaron que se trataba de una enfermedad provocada por un virus inédito; pese a los años que han pasado, aun no se sabe a ciencia cierta cuáles son sus orígenes.

Fue en el año 1981 cuando apareció el virus del VIH-SIDA como culpable de una enfermedad devastadora en nuestro planeta, sin embargo ya en 1959 se habían encontrado casos de este virus en los continentes de África y Europa, y luego, en 1968 en Norteamérica.

De hecho, el VIH-1 y el VIH-2, que son los virus del sida, podrían ser una de las invenciones más antiguas de la naturaleza, según la sospecha de los biólogos. Estos pertenecen a la familia de los retrovirus, lo que quiere decir virus que utilizan los mecanismos de las células que invaden de forma que su código genético es replicado por éstos de manera inversa a como se hace normalmente en la célula. Así, durante los últimos años, se han encontrado en simios africanos diferentes virus que están emparentados con los VIH aunque estos no provocan ninguna enfermedad grave excepto en el caso de los macacos. Veamos a continuación los inicios de esta epidemia en el año 1981hasta llegar a nuestros días:

1981: para el mes de junio en el Centro para el Control de Enfermedad de Atlanta, Estados Unidos (CDC), se hace una primer publicación acerca de un tipo raro de neumonía provocado por el parásito “Pneumocistis Carinii”, que se presentó en cinco jóvenes homosexuales activos que vivían en Los Angeles. Si bien no eran conocidos entre sí, habían compartido los mismos compañeros sexuales y además, dos de ellos decían haber tenido relaciones homosexuales con diferentes personas.

Así, la primera creencia llevó a algunos estudiosos a pensar que era una enfermedad que solo atacaba a homosexuales por lo que se le llamó “Síndrome de Inmunodeficiencia relacionada con los homosexuales” o “Peste Rosa”. Para agosto del mismo año, se presentaron 111 casos idénticos. Luego se revisaron diferentes casos en drogadictos Haitianos, hemofílicos, pacientes transfundidos, hijos de madres en riesgo, parejas heterosexuales y trabajadores de la salud, por lo que la comunidad médica tuvo que tomar conciencia acerca de esta nueva epidemia sin precedentes en la historia del hombre.

1982: en el mes de julio se le da nombre a la enfermedad en los Estados Unidos, se le llama AIDS, siglas del inglés “Acquired immuno-deficiency syndrome” que en español se traduce como SIDA y quiere decir Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida.

Así, para diciembre de ese mismo año se da la primera infección de SIDA debido a una transfusión de sangre lo que lleva al gobierno de EE.UU. a caer en la cuenta que los suministros de sangre podrían estar contaminados.

1983: en el mes de enero en Francia, el equipo del profesor W. Rozenbaum al extirpar un ganglio cervical de un paciente con sospecha de tener SIDA, confirma la existencia de rastros de la actividad bioquímica de un retrovirus. En febrero, el profesor Charles Daguet, llega a obtener la imagen de un nuevo virus.

En marzo se les considera a los homosexuales, drogadictos intravenosos y otros como personas de alto riesgo y se les niega la posibilidad de donar sangre. Se piensa que los heterosexuales están en peligro después de que dos mujeres contrajeran SIDA debido a sus parejas.

1984: muere Gaetan Dugas, considerado durante mucho tiempo como el “paciente cero” y quien habría puesto en evidencia su enfermedad a sus diferentes parejas homosexuales.

En abril Margaret Heckler, secretaria de salud de Estados Unidos, comunica el descubrimiento del HTLV-3, es decir que da a conocer la prueba de que se trata del virus causante del SIDA.

Se desata una polémica entre Francia y Estados Unidos a raíz de la “paternidad” del descubrimiento. Luego se comprueba que el HTLV 3 y el LAV son el mismo virus.

1985: en enero se publican las secuencias genéticas de los virus del SIDA.
En marzo, se da la primera prueba de anticuerpos de SIDA en EEUU por lo que se inicia un nuevo campo para la prevención, los estudios epidemiológicos y clínicos.

En Atlanta se celebra la primera Conferencia Internacional sobre el SIDA.

1986: en Paris se identifica una variante del virus del SIDA en un paciente originario de Cabo Verde, se le llama HIV-2. Para mayo de ese año, se decide que el agente del SIDA tendrá por nombre Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH).

Se decreta el 1° de diciembre como el “Día Mundial del SIDA”.

1987: Ronald Reagan, presidente de los EE.UU. y el primer ministro francés Jacques Chirac, emiten un comunicado acerca de la paternidad del descubrimiento: ambos científicos Gallo y Montagnier son descritos como los “co-descubridores” del VIH”.

En marzo se logra la aprobación del primer fármaco contra el SIDA: AZT. Los ensayos un año antes confirmaban que si bien no curaba la enfermedad, al menos mejoraba la calidad de vida de los pacientes.

1989: se aprueba la Pentamidina aerosolizada que se usa para la prevención del “Pneumocistis Carinii” que es una de las peores amenazas en los pacientes de SIDA.

1991: se estima que hay unos 10 millones de infectados en el mundo. En este año, se acompaña al AZT se otras drogas como el ddI, ddC, 3TC, d4T, lo que propició la combinación de tratamientos, es decir, uso de dos o más drogas, lo que se conoce como cóctel de fármacos.

1992: en julio se publican los resultados del primer tratamiento de fármacos combinados.

1994: el 1 de diciembre se reúnen los jefes de estado de 42 países en Francia, quienes firman la Declaración de la Cumbre sobre SIDA en París donde se declara a la humanidad amenazada por el virus considerado como una pandemia.

1995: Jeff Getty se somete a un trasplante de médula ósea de babuíno.

1996: se crea ONUSIDA. Se hace extensivo el tratamiento de las tri-terapias.

En diciembre según ONUSIDA en el mundo se cuentan 6,4 millones y hay 22,6 millones de personas que viven con el virus.

2001: el 1 de junio muere a los 12 años en Ciudad del Cabo, Nkosi Johnson, niño sudafricano símbolo en la lucha contra el SIDA, había nacido serositivo en 1989 en Johannesburgo, Sudáfrica.

África es el continente que actualmente posee la cifra más alta de seropositivos en el mundo, 4,7 millones de personas a fines del 2000, por lo que se estima que cada año nacen 70.000 niños contaminados con el VIH.

Además, un laboratorio belga anuncia que una vacuna probada por ellos mismos, permite mantener hasta la actualidad a un grupo de personas contaminadas con el VIH y tratado con la fórmula.

2007: la Agencia Europea del Medicamento (EMEA) autoriza el fármaco Atripla el cual mezcla tres de los antirretrovirales más usuales: efavirenz, emtricitabina y disoproxilo de tenofovir. Un medicamento indicado para el tratamiento del virus-1 en adultos.