Sexualidad masculina y diabetes

Problemas de erección con la diabetes Si eres diabético y tienes que andar pendiente de lo que comes, y de tus niveles de glucosa, habrás notado que tu sexualidad también merece un cuidado aparte.

Tienes que saber que tus problemas de erección suelen ir asociados a la diabetes, el 50% de vosotros que lleva más de 10 años con la enfermedad, independientemente de ser insulino dependientes o no, lo ha notado.

Si acabas de ser diagnosticado tranquilízate porque las dificultades de erección suelen ser transitorias, y estar relacionadas con la hiperglucemia del momento en particular o, incluso, con el sentimiento de impotencia ante la noticia de una enfermedad que se presenta de forma crónica.

Tu disfunción erectil puede deberse a distintas causas, según las cuales el médico te facilitará uno u otro tratamiento:

-La neuropatía diabética. El pene está repleto de terminaciones nerviosas, por eso es tan sensible, pero al estar dañadas no son capaces de retener el flujo sanguíneo y por eso la erección va durando menos tiempo hasta que desaparece.

-Alteraciones vasculares. El flujo y la presión sanguínea de la zona arterial peneana alterada. Mujer consuela a hombre ante problemas de erección

De todas formas si cuidas tu salud física, cuidas tu salud sexual. Los problemas de erección pueden disminuir y normalizarse. Sin embargo, un mal control de la glucemia, con las alteraciones metabólicas persistentes que conlleva, puede producirte trastornos duraderos a lo largo de los años.

Otra disfunción sexual que puede aparecer con la diabetes es la eyaculación retrógrada. Si no regulas tu enfermedad, puedes experimentar que reviertes parte o todo el semen hacia la vejiga urinaria en lugar de hacia el exterior. Esto es debido a un mal funcionamiento de los músculos internos o esfínteres, que con medicamentos pueden mejorar su tonicidad.

Si ya te cuidabas antes, ahora tienes otra razón más para hacerlo.