Virus del Papiloma Humano (VPH)

En este post, hablaremos del Virus del Papiloma Humano (VPH), conoceremos de que se trata, como se manifiesta y como hacer para prevenir esta enfermedad de transmisión sexual.
Además, hablaremos de la vacuna contra algunos tipos de VPH, de su efectividad y de la edad recomendable para aplicarla.

El Virus del Papiloma Humano se detecta mediante el Papanicolau

El Virus del Papiloma Humano se detecta mediante el Papanicolau

Hoy os queremos hablar de un tema relevante como es el Virus del Papiloma Humano (VPH), que abarca un gran número de virus, en donde la gran mayoría de ellos se transmiten por vía sexual. Es un virus muy contagioso y muy frecuente, sobre todo en mujeres. No obstante, el Virus del Papiloma Humano puede infectar también a hombres.

Las partes del cuerpo afectadas generalmente son el aparato genital y el ano, pero también puede presentarse en la boca y en la piel. Las lesiones más frecuentes con las cuales se presenta es a través de las verrugas, las cuales pueden aparecer en las plantas de los pies, en el ano, en los genitales masculinos, en la garganta, laringe, conjuntiva de los ojos, cuello de útero, vagina y en la uretra.

El Virus del Papiloma Humano, dependiendo de su tipo, puede producir cáncer en los distintos órganos en donde se localiza, el más conocido el cáncer de útero. Es por este motivo que necesita de un adecuado diagnóstico, tratamiento y seguimiento.

Además, hay que tener en cuenta que muchas veces este virus se presenta sin síntomas o sin lesiones, por esto la importancia, en el caso de las mujeres, de realizarse anualmente las pruebas de Papanicolau y Colposcopia, ya que con éstas se detectan precozmente cualquier cambio en las células del cuello del útero.

No todos los tipos de este virus provocan cáncer, ya que muchos de ellos, considerados de bajo riesgo, sólo producen lesiones leves, como las verrugas genitales o los condilomas, que desaparecen con el tiempo y con el tratamiento. Puede ocurrir que una persona se infecte, no presente ningún tipo de síntoma y se cure espontáneamente; pero lo peor de estos casos es que contagia a muchas otras personas.

El período de incubación del virus es muy variable, ya que puede ser de varios años, como de dos a tres meses. En los últimos tiempos se está hablando mucho de las vacunas Guardasil y Cervarix, contra cuatro de los tipos del VPH. La misma se aplica mediante tres dosis (a los dos meses y a los seis meses de la primera aplicación) a mujeres y niñas, cuyas edades están comprendidas entre los 9 a 26 años y se aconseja administrarla antes de comenzar la vida sexual.

Su efectividad es del 95 al 100% para los tipos 6, 11, 16, 18. La vacuna no protege contra otros tipos de VPH, ni cura la enfermedad en el caso de que ya se haya contraído. Como toda enfermedad de transmisión sexual, para evitar contraerla, debes utilizar preservativo en tus relaciones sexuales.

Foto: VPH por euthman en Flickr