Cómo disfrutar de un buen sexo oral

El sexo oral es una de las experiencias sexuales más placenteras que ambas partes puedan disfrutar, en este artículo encontrarás tres técnicas infalibles que mejorarán tu disposición al momento de que tu boca se encuentre con el falo de tu pareja.

sexo-oral.jpgEn realidad lo que se debe tener claro desde un primer momento es que el deseo es el mejor motor para llegar al máximo placer y además, para que ambas partes se sientan plenas y realizadas. Así, una vez que esta idea es interiorizada, resulta bastante fácil poder identificar cuáles son las propias necesidades y saber sobre todo, cuándo estas han sido satisfechas, por tanto, el mundo emocional que rodea a la pareja se verá totalmente enriquecido.

Así, las inhibiciones son verdaderamente un obstáculo para conseguir un libre deseo y un total placer sexual. Pero hablando del sexo oral en sí, entiéndase que cuando el pene en reposo se encuentra en la boca de una mujer, este puede ir de una media erección, llegar a hacerse realmente palpitante y finalmente, estallar en un imparable orgasmo y por tanto, una satisfactoria eyaculación. A decir verdad, esta es dentro de las prácticas sexuales, la más deseada ya que ambas partes, mujeres y hombres disfrutan mucho con ella.

Sin embargo, hay que tener claro que no todas las felaciones (se le dice también de esta manera al sexo oral que se le practica al sexo masculino) son lo mismo. Un pene que es succionado por una mujer, retenido por sus labios, lamido incansablemente por una cálida lengua que nunca para de acariciarlo y hacerlo transitar por toda la boca, acariciándolo con los dientes sin llegar a hacerle ningún daño y trayéndolo hacia el final de la garganta, da un enorme placer al hombre, a tal punto que para muchos individuos es mucho más placentero que la penetración en sí (bien sea vaginal o anal).

Así, es usual que en muchas ocasiones el hombre se lo haga saber a su pareja de manera verbal, pero en otras lo podría sugerir llevando la cabeza de su pareja hacia su pene erecto o semi erecto dirigiéndolo hasta los labios de la mujer, lo que implica un ruego implícito bastante ardiente.

Una buena manera para disfrutarlo: técnicas

Hay diferentes maneras para disfrutar de una buena fellatio y por tanto, cada mujer puede hacer de esta técnica la mejor de sus aliadas para hacer que su hombre nunca pierda el interés sobre ella.

Técnica número uno:

sexo-oral-3.jpg

Hay quienes prefieren coger el falo palpitante entre sus manos, es decir desde la base o también sujetarlo desde la parte interna del tronco, para luego lamer con mucha suavidad el glande y finalmente, encerrarlo con toda la boca. En realidad, a raíz de tal momento, se comienza a rozar con la lengua con algunas pausas, desde abajo hacia arriba, ya que así se controla la erección y se puede dar un ritmo cada vez más vibrante y fogoso hasta que el hombre consiga la ansiada eyaculación y también el orgasmo.

A decir verdad, nada está dicho sobre el momento en que se inicia el disfrute del sexo oral, algunos comienzan desde que la mujer acerca su cabeza a la pelvis de este, puesto que son los momentos previos a una muy buena sesión sexual.

Técnica numero dos:

Otra opción para practicar el sexo oral es ponerse entre las piernas abiertas del hombre uien estará boca arriba sobre la cama, luego se debe colocar una almohada en la parte de sus nalgas, ya que así se logrará una mejor disposición y se podrá ver con mejor claridad el escroto y el perineo, los que al mismo tiempo podrán encajar mejor en la boca de la mujer. Luego, se deben coger los testículos con una mano para después introducir el falo en la boca de la pareja, succionarlo totalmente y con mucha satisfacción. Cuando se llega al glande, se deben hacer giratorios, con una lentitud que excite a la pareja, así se colocará la lengua en la parte posterior del frenillo ya que esto hará que la excitación aumente mucho más.

Técnica número tres:
De otro lado, también es muy excitante cuando ella comienza a lamer la piel de su pareja desde la altura del ombligo, entonces, debe introducir su húmeda lengua en tal orificio de manera lenta hasta llegar al pubis. Una vez en tal lugar, debe dirigir su boca a las ingles para ir de de extremo a extremo, siempre con humedeciendo su lengua hasta que finalmente llegue al escroto. Después, con su mano debe acariciar dicho miembro y con cierta suavidad ir alternando entre este y los testículos.

Así, con la otra mano debe coger la base del pene y llevárselo a la boca, dándole besos desde la parte de la base hasta arriba, por tanto, cuando los labios lleguen al glande hará un movimiento envolvente con estos que dará aún más placer a su pareja.

En realidad, es lógico que muchos hombres prefieran que la fellatio se realice antes del coito, es decir al principio del encuentro sexual, y esto se debe a que para los hombres la primera eyaculación es la más abundante. Además, cuando la mujer traga el semen es algo que es motivo de goce para cualquier varón y también lo es para algunas mujeres. A decir verdad sobre esto hay cierta divergencia puesto que están las que prefieren mojarse con el esperma sus pechos y parte del resto del cuerpo y también las que no desean ni una gota de este.

Así, si practicar este acto es una cuestión de consentimiento a la pareja, puede tenerse a la mano un papel tisue o una toalla de pequeñas dimensiones para limpiarse y también limpiar a la pareja en caso que alguna parte prefiera que la eyaculación se dé fuera de la boca.

De otro lado, algo que deleita mucho a algunas parejas es el beso que puedan darse luego de que el hombre haya expulsado su semen, ya que esta acción es considerada como una de las maneras más placenteras de la sexualidad en sí, y al mismo tiempo permite que los amantes compartan el sabor y el aroma de la esencia viril por completo.

Dejar un Comentario