Consejos para hombres: Coito

Aquí comienza el penúltimo capítulo dedicado a todos esos hombres empeñados en dar placer a sus parejas. Lo primero que tenemos que decirte es que nunca intentes penetrar a una mujer sin estar totalmente seguro de que su vagina se encuentre lubricada. Toda la excitación de ese momento puede esfumarse con la sensación de dolor que experimentará tu pareja. Algunas mujeres tardan en lubricar, mientras que otras tienen dificultad para hacerlo. Si ese es el caso de tu pareja, utiliza un lubricante artificial, puedes comprarlo en cualquier farmacia.

fpareja.jpgMuchos hombres creen que el éxito del coito se basa en la penetración fuerte y rápida; a más fuerza, más rápido llegará ella al orgasmo. Falso, el coito no es introducir y retirar con fuerza tu pene dentro de su vagina. Prueba con distintos ritmos y profundidades, a veces suave, a veces lento, a veces con profundidad, a veces sólo introduce la mitad de tu pene, a veces rápido, a veces fuerte, a veces con movimientos circulares, a veces con movimientos de arriba hacia abajo, a veces con penetraciones largas y profundas. Todas estas variaciones producen distintas sensaciones en una mujer. Utiliza tu imaginación. Con el tiempo sabrás qué tipo de penetración es las que más disfruta tu pareja.

Muy importante: no eyacules rápidamente. Sí, la eyaculación precoz es un problema que cualquier hombre puede sufrir, pero si sufres de este problema acude donde un médico para que te ayude a superarlo. Y definitivamente, no culpes a la mujer por este problema. Algunos hombres quieren hacerle creer a la mujer, que la razón por la que eyaculan muy rápido es por algo que ella hizo o dejo de hacer. No hay excusas, acude donde un médico para recibir el tratamiento necesario.

coitohemi.jpgPrueba distintas posiciones. Existen muchas variaciones, y éstas, debido al ángulo de penetración, posición de la vagina o estimulación que recibe el clítoris, producen distintas sensaciones en la mujer. Inclusive, algunas posiciones ayudan a que la mujer llegue al orgasmo con más facilidad o que logre varios orgasmos en una noche. No lo olvides, en la variación está el gusto.

Los hombres por lo general disfrutan mucho de la penetración por detrás. Sí, muchas mujeres también disfrutan de esta posición, pero hay que tener presente que no es la única que existe. No basen todas sus relaciones sexuales en esta posición. Las mujeres disfrutan mucho del contacto visual, y esta posición hace difícil que esto se pueda lograr. No le tires del cabello, ni la muerdas, no la sujetes de los brazos, no le des golpes en las nalgas, en conclusión, no seas basto con ella a menos que estés 100% seguro de que tu pareja disfruta de este tipo de estímulos.

Las posiciones que tienen a la mujer arriba facilitan la estimulación del clítoris, por lo tanto, logran el orgasmo. Si tu pareja tiene dificultad para lograr el orgasmo, anímala a que se posicione sobre ti y tome control de la penetración. El coito debe ser duradero pero tampoco eterno. La penetración constante y continua del pene causa mucha fricción en los tejidos blandos de la vagina, después de mucho tiempo, este tejido se empezará a irritar causándole dolor a tu pareja.

coito3.jpgSi tu pareja es virgen, la mejor posición para su primera vez, es la posición de mujer arriba. En esta posición ella puede controlar el grado de penetración, y así retirarse si es que siente mucho dolor. Gradualmente, ella podrá ir insertando tu pene en su vagina, sabiendo que ella controla el movimiento y la profundidad de la penetración. (Ver posición clásica mujer arriba) La primera vez siempre será difícil, ya que existe el temor de que ocurra un embarazo, puede tener vergüenza de su cuerpo o miedo al dolor. Si esto ocurre, sé comprensivo y si ella segundos antes de que se dé la penetración, cambia de parecer, apóyala y no la recrimines.

Muchos hombres se preocupan tanto por satisfacer a la mujer, que se olvidan del acto en sí. Disfruta del momento, déjate llevar por la pasión. No le estés preguntando cada 2 minutos si es que ya llegó al orgasmo. Si deseas hacerlo, hazlo después de que haya terminado. Para muchos hombres la relación sexual termina con la eyaculación, después del coito salen corriendo de la habitación. Sin embargo, a las mujeres les gusta que les den cariño y atención después de hacer el amor; la relación sexual no termina con la eyaculación. Esto se conoce como los juegos post-coitales.

coito4.jpgLa industria pornográfica no es la mejor consejera. No bases tus relaciones sexuales en cosas que hayas visto en una película pornográfica. Utiliza tu imaginación, la cama es quizás el sitio ideal para tener relaciones sexuales, pero existen otros lugares que pueden ser muy excitantes y divertidos, tales como una silla, un sillón, parados, en una bañera, en una piscina, al aire libre, etc. La rutina mata el amor. Utiliza tu imaginación, incluye aceites, velas aromáticas, frutas, hielo, plumas, disfraces, jacuzzis, baños de espuma, masajes, juguetes sexuales, espejos, etc., para condimentar tus relaciones sexuales.