Consejos para hombres: Sexo Oral

Continuando los consejos que empezamos el día anterior, hoy os proponemos algunas recomendaciones sobre el sexo oral… En cuanto a la felación, lo primero de todo es que: ¡No, es no! Si tu pareja no desea hacerte sexo oral, debes respetar su decisión. No intentes introducir tu pene en su boca a la fuerza. Si tu pareja no está de acuerdo con tragar tu semen, antes de eyacular, avísale para que pueda retirar tu pene de su boca. No trates de sorprenderla y luego decir que no te diste cuenta; el sabor del semen no es lo más agradable que existe.

227a.jpgCuando te esté dando sexo oral, no fuerces su cabeza hacia tu pene, deja que ella libremente maniobre alrededor de tu miembro. Tampoco realices movimientos de penetración en su boca, eso sólo descoordinará sus movimientos y en algunos casos ocasionará que tu pene tenga un encuentro con sus dientes, lo que te puede causar mucho dolor e inclusive una herida en la piel. Si tu pareja lentamente se está dirigiendo hacia tu zona genital, no empujes su cabeza forzándola a que su cara esté sobre tu pene. Permite que se tome su tiempo, ella sabrá cuando llegar a él.

Muy importante: no asumas que alguien te debe dar sexo oral si tu pene no se encuentra en condiciones 100% higiénicas. El pene puede tener un olor ofensivo y fuerte, ya que en ellos se acumula una sustancia amarillenta conocida como esmegma. El esmegma, no huele, ni sabe bien. Antes de recibir sexo oral, asegúrate de que tu pene esté impecable, lávalo con agua tibia y jabón y concéntrate en las zonas debajo del prepucio donde se acumula más el esmegma.

El hecho de que un hombre practique sexo oral a una mujer recibe el nombre de cunnilingus. Lo primero que hay que aclarar es que: No a todas las mujeres les gusta que le den sexo oral. Si no estás seguro, es mejor preguntárselo, antes de ponerla a ella y ponerte a ti en una situación incómoda. El clítoris, como ya los hemos mencionado, es muy sensible, y lo mismo aplica para el sexo oral. Durante el sexo oral no vayas directamente al clítoris, primero besa las zonas circundantes y gradualmente dirígete a él. Como los senos, el clítoris debe ser tratado con cariño, no lo muerdas, ni lo estimules con demasiada fuerza. La clave es empezar lento y prestarle atención al lenguaje corporal de tu pareja, a medida que veas que ella se excita más, puedes estimularlo con un poco más de intensidad y rapidez.

sexo-oral.JPGEl sexo oral puede ser muy placentero e inclusive la mujer puede lograr el orgasmo a través de la estimulación oral de sus genitales. Para ello es importante mantener un ritmo constante de estímulos con la lengua, alrededor y sobre el clítoris. Algunas mujeres requieren de mucho tiempo para lograr un orgasmo con el sexo oral, a otras, les es imposible. Y como toda zona del cuerpo, tarde o temprano, después de un estimulo prolongado puede comenzar a causar fastidio o dolor. A veces es mejor no exagerar y limitar el sexo oral a un tiempo prudencial. Si ella quiere que sigas te lo hará saber, y si ya tuvo suficiente, es mejor que no fuerces la situación. El clítoris es importante en el sexo oral, pero el estimular los labios vaginales e introducir tu lengua en su vagina, puede también causar sensaciones muy placenteras y excitantes. Durante el sexo oral, bríndale tu atención a toda la vulva.

Aunque suene como una buena idea, no es recomendable soplar aire en el interior de la vagina. La acumulación excesiva de aire podría provocar una distensión del fondo vaginal con complicaciones no deseadas. El sexo oral puede ser complementado con la estimulación manual. Utiliza tus manos para separar ligeramente los labios vaginales y exponer el clítoris, o introduce un dedo en su vagina al mismo tiempo que estimulas su clítoris con tu lengua. También, puedes acariciar sus senos con tu mano, mientras que estimulas su clítoris con tu lengua.