El Mobile World Congress y el sexo

El Mobile World Congress tiene un impacto económico en muchos sectores: Taxi, restauración, hoteles, ocio nocturno … Uno de los negocios que también se beneficia es el del sexo. El gerente de un club de Barcelona facturó en una semana lo mismo que en todo un mes. El congreso lleva un tipo de cliente que busca también diversión y con dinero que gastar, por lo cual exige discreción.

Clubs de noche repletos de ejecutivos

Un buen cliente que sabe lo que quiere y no hace preguntas y que suele contratar los servicios en el mismo hotel, haciendo que las salidas se incrementen un 200%. Muchas trabajadoras del sexo de todo el Estado se desplazan a Barcelona esos días atraídas por la feria más importante del año para el sector.

“Esta feria es para el sector en general la más importante del año por encima de otros como Construmat o Alimentaria que en los últimos años han ido a la baja”. Así lo afirma el gerente del club de Barcelona, ​​que ha facturado durante la celebración en la capital catalana del Mobile World Congress lo mismo que en tres o cuatro semanas, y con este incremento levanta los ingresos que desde comienzo de año estaban estancados.

El gerente del club apunta que el Mobile World Congress lleva “un tipo de cliente muy concreto” y totalmente diferente al de otras ferias. Su perfil es el de un ejecutivo joven que viene sin pareja, de alto poder adquisitivo, conocedor del sector, que sabe lo que quiere, y “que exige discreción”.

Su perfil mayoritariamente técnico hace que tengan acceso a la oferta de clubes en la ciudad vía Internet “y que encuentren rápidamente lo que quieren”. De hecho, muchos clubes disponen de publicidad exclusivamente para la red, y que esos días, previos al inicio de la feria, las visitas a la web crecen exponencialmente.

En cuanto al tipo de servicios que demandan, la búsqueda de privacidad hace que muchos clientes apuesten por contratar los servicios en el mismo hotel “en vez de acercarse al club”. Este hecho hace que las “salidas” que representan un 10% del total de negocio durante el año, representen más de un 50% estos días. Los servicios contratados “a domicilio” oscilan entre los 160 euros por una hora, y los 1.500 para toda la noche.

En cuanto a satisfacer la demanda de esos días, el propietario asegura que en Barcelona hay suficientes trabajadoras sexuales para cubrirla, pero que “la importancia de la feria” hace que muchas mujeres del resto de España”se acerquen a Barcelona para aprovechar el flujo de clientes “.

Foto: CuCuPics

Dejar un Comentario