Orgasmo y eyaculación, ¿son lo mismo?

Orgasmo masculino sin eyaculación ¿Cuántas veces hemos escuchado que las mujeres son las únicas que pueden fingir un orgasmo, puesto que los hombres al alcanzar el clímax tendrían que eyacular?.

Esta idea sesgada se mantiene porque orgasmo y eyaculación se han empleado como si fueran sinónimos, pero lo cierto es son procesos totalmente distintos. Mientras el primero es una experiencia a nivel físico y emocional, el segundo es un simple reflejo que ocurre en la base de la columna y que da como resultado la salida del semen.

¿Entonces, podría el hombre tener un orgasmo sin eyacular?. La respuesta es sí. Son dos mecanismos diferentes, quiere decirse que puede producirse uno sin el otro, si bien ambos suelen darse simultáneamente.

Algunos hombres operados de próstata, pierden la capacidad orgánica de expulsar el semen hacia afuera, llevándolo hacia la vejiga (eyaculación retrógrada). Experimentan lo que se llama un orgasmo seco, pero lejos de compadecerse, conservan la sensación orgásmica, ya que las contracciones musculares continúan manifestándose, y son ellas las que son interpretadas por el cerebro como placenteras. Por eso, cuando esto sucede es importante que la pareja entienda que el otro está disfrutando igualmente.

Además, algunas técnicas orientales (sexo tántrico) abogan e integran en sPareja en situación sexual de disfunción eyaculatoriau filosofía el orgasmo sin eyaculación, como opción preferente.

En el caso opuesto podemos encontrar otros varones (aunque en porcentaje muy pequeño), que eyaculan débilmente, sin fuerza (anhedonia eyaculatoria o eyaculación sin placer). Las contracciones musculares son tan débiles, que aunque logran eyacular, el orgasmo es prácticamente imperceptible, lo cual suele producir sensaciones de frustración e insatisfacción. Esto suele explicarse o bien por debilidad de la tonicidad muscular genital, o por motivaciones emocionales (inhibición, dificultades de pareja, miedos, o prejuicios ante la sexualidad).

Luego esta distinción puede evitar algunos malentendidos entre amantes.