Cómo calcular tus días más fértiles

El período más fértil para cualquier mujer, aquel ideal para quedarse embarazada con mayores facilidades, es el llamado periodo de ovulación. Se trata del momento en que los ovarios liberan los óvulos ya maduros dispuestos a ser fecundados.Las matemáticas serán tus mayores aliadas en esto de tener un hijo, así que empieza a aplicarlas. Para calcular tus días más fértiles lo que tienes que hacer es restar de 12 a 16 días a la fecha de tu próxima regla para así obtener tus días de mayor fertilidad. Si quieres más detalles y deseas conocer métodos alternativos, sigue leyendo.

Ante cualquier duda, acude al ginecólogo

El período más fértil para cualquier mujer, aquel ideal para quedarse embarazada con mayores facilidades, es el llamado periodo de ovulación. Se trata del momento en que los ovarios liberan los óvulos ya maduros dispuestos a ser fecundados. Así, y si deseas quedarte embarazada, es conveniente que tú y tu pareja tengáis sexo durante esos días. Lo perfecto es que se proceda a la concepción tres días antes de que empiece la ovulación y un día después de que acabe.  Ello se debe a que la vida media de un ovario es de 24 horas, mientras que los espermatozoides pueden vivir hasta 72 horas dentro del útero.

Las matemáticas serán tus mayores aliadas en esto de tener un hijo, así que empieza a aplicarlas. Para calcular tus días más fértiles lo que tienes que hacer es restar de 12 a 16 días a la fecha de tu próxima regla para así obtener tus días de mayor fertilidad. Para ello debes tener un control absoluto sobre los ciclos de tu propio cuerpo, ya que no todas las mujeres tienen unos ciclos parejos. Se dice que una mujer menstrua cada 28 días, y aunque podemos establecer esta cifra como media, ello no es del todo cierto. Hay mujeres con ciclos más cortos, de 23 a 25 días, y las hay con ciclos largos, entre 30 y 35 días. Una vez establezcas tu ciclo, podrás proceder a restar de 12 a 16 días a los días de tu ciclo, tal y como te hemos dicho antes.

Si no se te dan bien las matemáticas, hay otros métodos que pueden ayudarte a calcular tus periódos de mayor fertilidad. Uno de ellos es el método Billings. El sistema Billings consiste en controlar la forma y densidad del flujo de la mujer con tal de llevar al día el proceso de ovulación. En vez de calcularlo matemáticamente, el moco cervical te diría en qué fase de fertilidad te encuentras atendiendo a su aspecto. Otra forma de hacer lo mismo pero de un modo un tanto más seguro es el llamado método de la temperatura basal. La temperatura basal es la temperatura que nuestro cuerpo tiene al despertarnos. Sin embargo, antes de comenzar el período de ovulación la temperatura varía de 36,5 a 36,7. Después de dos o tres días del inicio de la ovulación, esta temperatura sube unos 0,5 grados hasta la llegada del período. Para una mayor fiabilidad, se recomienda un uso combinado de ambos métodos.

Te puedes llevar una agradable sorpresa

Si quedarte embarazada es lo que más deseas pero sientes que no ves resultados, lo mejor es que te pongas en manos de tu médico. Calcular los días más fértiles funciona muy bien con aquellas mujeres que no tienen desarreglos hormonales (y que, por tanto, muestran ciclos regulares) o problemas más serios. Por otro lado, muchas son las parejas que viven este proceso de fecundación con estrés y con prisas, lo que no favorece en nada al éxito. De este modo, recurrir a tu ginecólogo de confianza si estás pensando en tener un hijo es altamente recomendable para empezar el proceso con total seguridad.

Fuentes: BabySitio

Embarazada por Haroldo Trombetta en Flickr

Predictor por love janine en Flickr