Posturas sexuales para quedarse embarazada

Existen posturas sexuales, que pueden llegar a serte de utilidad para quedarte embarazada.
Siempre y cuando no existan problemas de fertilidad, hay determinadas técnicas para seguir al momento de tener una relación sexual, para favorecer la fecundación.
En este post, hablaremos de alguna de ellas y te daremos algunos consejos para que sigas en tus posturas sexuales, y favorecer de esta manera las posibilidades de un embarazo.

Existen posturas que pueden ayudar en la fecundación

Existen posturas que pueden ayudar en la fecundación

Si bien para algunas mujeres puede resultar muy sencillo quedarse embarazada, a otras le puede llegar a costar bastante.

Aunque no lo creas, existen algunas posturas sexuales, que pueden ayudarte a quedar embarazada, siempre y cuando claro, no exista alguna disfunción orgánica que te lo impida y la cual hay que descartar mediante pruebas de fertilidad.

Así que si estás buscando un bebé, te aconsejo que tomes nota, y tengas en cuenta las posturas que hoy te recomendaré, quizá de esta manera, puedas llegar a cumplir el sueño de ser mamá.

La posición de plegaria (el hombre detrás o encima de la mujer), es una de ellas, debido a que la penetración es más profunda, lo que hace que el semen, esté en contacto más estrecho con el cuello del útero.


En la pose lateral (colocados ambos de costado con el hombre detrás), también facilita una penetración profunda, y de esta manera, los espermatozoides, llegarán más rápido a su destino.

Otro de los consejos de los expertos, es que después de una relación sexual, mantengas elevada la pelvis, para asegurarte de que el semen no se escurra enseguida y que los espermatozoides penetren con mayor seguridad en el cuello uterino.

Ciertas posturas sexuales, puede ayudarte a conseguir un embarazo

Ciertas posturas sexuales, puede ayudarte a conseguir un embarazo

La otra recomendación, es que después de hacer el amor, te mantengas recostada por lo menos durante media hora, por los mismos motivos anteriores, y de esta manera, para facilitarle a los espermatozoides la fecundación del óvulo.

Las duchas vaginales o la utilización del bidet, inmediatamente después de una relación sexual, no está recomendado si lo que quieres es quedarte embarazada.

Recuerda que si llevas un año o más intentando quedarte embarazada y no lo consigues, es momento de que consultes con un especialista, ya que ese es el tiempo a partir del cual, se aconseja someterse a un estudio de fertilidad.

Como te lo mencioné en un principio, éstas técnicas, pueden ayudarte siempre y cuando, no exista un problema de ese tipo, tanto en tu caso, como en el de tu pareja.

Espero que estos sencillos consejos, te ayuden a conseguir ese embarazo que tanto deseas.

Foto 1 de nicro en Flickr
Foto 2 de Carlos Llobregat en Flickr